Español
English
Italiano
6 ideas sanas, fáciles y divertidas para el bocadillo del recreo
0 COMENTARIOS
20 octubre, 2015  |  Escrito por María Vedia Tercero

Preparar meriendas sanas, fáciles de hacer y divertidas puede ser un auténtico dilema. Sobre todo porque hay que sumarles variedad para que los niños no acaben aburridos. Si los papás y mamás nos comemos la cabeza después del cole, imagínate a la hora de preparar el bocadillo del recreo, ya que a todas las cualidades anteriores, se añade que debe ser fácil de comer y de llevar en la mochila. Además, en algunos centros de preescolar y escuelas de primaria se está poniendo de moda que los padres se turnen para preparar un tentempié matinal para toda la clase. ¡Horror! Si no sabes qué hacer para un niño, para 20 seguro que se te antoja como una tarea imposible. Pero tranquilo, en el siguiente artículo te damos ideas saludables que a los niños les chiflarán, y lo mejor es que tardarás muy poco en prepararlas.

Bolsa de mandarinas

Es una alternativa de primera a los gajos de naranja. Para los niños es más fácil de pelar que muchas otras frutas, apenas pesan en la mochila y son cómodas de llevar en una bolsa. Además están repletas de vitamina C y tienen cero grasa. Sin duda, es una de las mejores ideas para evitar que caigan en la tentación de comer chuches.

Vasito de cereales

Usa un vaso de plástico con tapa tipo los que ponen en las cafeterías para echar el café para llevar. Aunque si no encuentras un diseño que cierre bien, es mejor que metas la mezcla en una bolsita de plástico con cierre hermético, así te asegurarás de que no se desparrama por la mochila. Para la preparación: Echa 4 tazas de cornflakes, 1 taza de pasas, 1 taza de nueces (si tu hijo es alérgico al cacahuete, las puedes sustituir por nueces de soya) y pepitas de chocolate. ¡Delicioso!

6-ideas-sanas-faciles-y-divertidas-para-el-bocadillo-del-recreo.interior

Bagel dulce

Como te contamos en el artículo Bento Box: una idea genial para que los niños coman sano, a veces, que coman saludable se soluciona con una presentación divertida. El bagel es un pan con curiosa forma de rosquilla que les llamará más la atención que el clásico bocadillo. Si además le añades un contenido dulce, imagina lo mucho que les va a gustar a los peques. Nosotros te proponemos que lo rellenes de queso Philadelphia con fresas. Si no les gustan los trocitos de fruta, puedes batir dos cucharadas de queso y las fresas añadiendo un poquito de leche. A continuación, déjalo en la nevera por la noche para que espese y así poder untarlo al día siguiente.

Mini pizza de sandía

La sandía es una fruta que tiene mucho agua, así que es ideal para que el niño esté hidratado durante el recreo, momento en el que seguro correrá de arriba para abajo. En vez de presentársela en trocitos como habitualmente, córtala en triángulos como si fueran porciones y dile que los agarre por abajo, desde la cáscara, igual que haría con el borde de una pizza. ¡Seguro que la idea le hace mucha gracia!

Sándwich de pan pita

Utilizar ingredientes típicos de la comida de otros países es una buena forma de interesarles por otras culturas, pero además es un modo de introducir una novedad en sus meriendas. El pan de pita lo puedes rellenar con millones de ingredientes. Para empezar, de jamón york y queso fundido, igual que un sándwich de pan molde normal. Pero nosotros te proponemos una idea para niños a los que les gusta probar cosas nuevas: ¿Qué tal si lo rellenas de humus y trocitos de zanahoria?

Bolsa de palomitas

El investigador Joe Vinson, científico de la Universidad de Scranton en Pensilvania, asegura que las palomitas son un alimento muy beneficioso, ya que tienen un alto porcentaje de polifenoles, un antioxidante que previene el envejecimiento y las enfermedades degenerativas. Pero además, el maíz es un cereal con mucha fibra. Eso sí, si se las vas a preparar a tus peques, lo mejor es que optes por hacerlas caseras, ya que las de microondas tienen mucha grasa saturada. Basta con echar los granos de maíz en la sartén con un poquito de aceite sin azúcar ni sal y esperar a que estallen. Además, es recomendable que se las des a niños a partir de 4 años, por evitar el riesgo de asfixia.

¿Qué le preparas tú a tus hijos para el bocadillo del recreo?

Photo Credits: Shutterstock

 

CATEGORÍAS: JUGANDO JUNTOS  |  TAGS: , , , , , , , , , , , , , , , ,
ARTICULOS RELACIONADOS
Los mejores libros infantiles de 2016
Animal Babies Nursery: amor a primera vista
Herramientas para niños con necesidades especiales
DEJA UN COMENTARIO
*Nombre:
*Email:
Website:
Comentario:

COMENTARIOS (0)