Español
English
Italiano
8 formas de decir NO sin decir NO
0 COMENTARIOS
4 mayo, 2015  |  Escrito por María Vedia Tercero

Aunque parezca mentira, decir “no” no es el mejor método para disciplinar a los niños. Algunos expertos creen que educar a los hijos utilizando con demasiado frecuencia la negación puede generar resentimiento e incluso sentar las bases para que el pequeño se muestre rebelde en un futuro. Según Audrey Ricker, doctora en psicología y co-autora del libro ‘No seas impertinente’, si decimos “no” constantemente pierde significado para nuestros hijos. En su lugar es preferible utilizar frases cortas, claras y concisas para explicar al niño por qué no debería hacer algo. Prueba con las 10 frases que te mostramos a continuación.

“Sé que te gusta el helado pero comer mucho no es bueno”

A menudo les decimos a nuestros hijos que no coman chucherías cuando las piden sin parar. Lo mejor en estos casos es ofrecerles una alternativa saludable como fruta o yogur.  Además, el Dr. Walsh, una de las máximas autoridades mundiales en temas de educación, asegura que no vale con decirles frases como “más tarde comerás helado” o “mañana te doy uno”. “Los niños pequeños no comprenden bien el tiempo, no tiene sentido decirles que en el futuro tomarán helado”, explica.

“La comida es para comer, no para jugar”

Si tu hijo es de los que revuelven la comida del plato con el tenedor sin probar bocado o arroja la comida al suelo en cuanto te das la vuelta, respira hondo y con calma explícale por qué no se tira la comida. Así lo aconseja Linda Shook Sorkin, terapeuta familiar y colaboradora de la web KidPointz.com. “Es importante no gritarle porque si lo haces, te pones a su altura y puede interpretarlo como que le estás retando”, dice. Este mismo enfoque explicativo también se puede usar cuando los niños saltan en la cama a la hora de irse a dormir.

“Así no vas a conseguir nada. Dime qué te pasa”

Esta es una frase más eficaz que “No pegues a tu hermano”. “La capacidad de un niño para entender lo que significa “pegar” es limitada. Lo primero que debes hacer es meterte en medio y conseguir que deje de pegar. Después explícale con tranquilidad que ese no es el camino”, señala Shook Sorkin. En la mayoría de los casos, el niño se comporta así porque es un modo de canalizar su frustración o llamar la atención. Debes ayudarle a calmarse cuando esté enfadado y a expresar lo que quiere cuando no está contento. Lo importante es que aprenda a identificar sus sentimientos para controlarlos.

8-formas-de-decir-no-sin-decir-no.interior

“No tires de la oreja al perro. Le haces daño”

Si pillas a tu hijo haciéndole “perrerías” a la mascota o pisando las flores del jardín, hazle ver que las plantas y los animales están vivos. Esto le ayudará a desarrollar empatía y a concienciarse de que los demás seres vivos sienten. “Debemos enseñarles que las plantas deben ser tratadas con respeto, así como la naturaleza en general”, dice Marva Soogrim,  fundadora de la web MarvalousBabies.com.

“Cuando me hablas así, no te entiendo”

A medida que los niños crecen, aprenden a protestar para conseguir lo que quieren. En vez de decirle “Deja de quejarte”, anímale a comunicarse con palabras sencillas. El psicólogo Richard Bromfield sugiere la frase: “No puedo entenderte con esa vocecita que pones”. Esto hará que el niño hable en un tono normal. Conseguir tu atención, que le escuches, es recompensa suficiente para que cambie de actitud.

“¡¡Cuidado!!”

A veces “no” no es suficiente para expresar peligro y los padres nos olvidamos de ello. Usa otras frases que contengan más información como “¡Cuidado!” o “Está caliente” y no olvides acompañarlas con un tono de voz firme y mirada preocupada. Hazlo incluso si el niño no está en una situación de verdadero peligro pero sí en un lugar potencialmente peligroso (por ejemplo, si va a tocar los fuegos de la cocina aunque estos estén apagados).

“Voy a hacerte cosquillas”

“El sentido del humor es una excelente estrategia cuando el niño se pone cabezota”-explica la psicóloga infantil Eileen Kennedy-Moore- “A los pequeños les encanta reírse, así que hacerles una advertencia con un tono divertido como “Si sigues así, te haré cosquillas” o “¡Cuidado! Mamá va a ir a por ti” es una manera cariñosa de reorientar su comportamiento sin incitarles a rebelarse”.

“Mira cuántas cosas hay aquí”

No le dejes el móvil para distraerle porque después lo pedirá constantemente. En vez de eso, haz que se fije en lo que tiene alrededor. Es un modo estupendo para enseñarles vocabulario nuevo y despertar su curiosidad.

¿Has probado a explicar en vez de decir “no”? ¿Te funciona?

Photo Credits: gqemer

Photo Credits: Paul Scott

CATEGORÍAS: JUGANDO JUNTOS  |  TAGS: , , , , , , , , , , , , ,
ARTICULOS RELACIONADOS
Los mejores libros infantiles de 2016
Animal Babies Nursery: amor a primera vista
Herramientas para niños con necesidades especiales
DEJA UN COMENTARIO
*Nombre:
*Email:
Website:
Comentario:

COMENTARIOS (0)