Español
English
Italiano
Cómo ayudar a tu hijo a superar la vergüenza
0 COMENTARIOS
13 julio, 2015  |  Escrito por María Vedia Tercero

A partir de los 6 años, los niños comienzan a sentir vergüenza. Eleonora Villegas-Reimers, profesora de educación primaria en Wheelock College en Boston, asegura que ” a esa edad, los niños empiezan a ser más conscientes de cómo son y cómo les ven sus compañeros, por lo que ser diferente en cualquier aspecto, puede causarles malestar”. Además, al empezar una nueva etapa en el cole, deben hacer frente a nuevas reglas y tareas. En este sentido, algunos, tienen miedo de cometer errores. Sin embargo, no te preocupes. Que sientan vergüenza es un síntoma positivo ya que indica el desarrollo de estándares personales. Lo único que debes hacer es enseñarle a superarla. Te presentamos las situaciones más frecuentes en las que experimentará este sentimiento y los consejos para ayudarle.

“Soy diferente”.

En primaria, los niños empiezan a prestar más atención a la altura, el peso, la forma y tamaño de los ojos, nariz y orejas de los demás. Erik A. Fisher, psicólogo y autor de The Art of Empowered Parenting: The Manual You Wish Your Kids Came With explica que “estas comparaciones son normales, pero si un niño ve que él es diferente- tal vez porque está un poco gordito, lleva gafas, o tiene la nariz más grande’- puede sentirse cohibido al respecto”.

¿Cómo ayudarle? Tu hijo debe entender que el cuerpo de cada persona es único. Para reforzarle esta idea te recomendamos que leas el artículo ‘Tu hijo tiene un complejo, ayúdale a superarlo’, publicado aquí, en The Toy Blog. También es importante que le dejes intimidad. El niño ya no es el mismo que corría desnudo por la playa sin pudor, necesita privacidad. Déjale cerrar la puerta cuando se cambie de ropa y no le presiones si no quiere interactuar físicamente con alguien (por ejemplo, el típico familiar al que le encanta dar besos en las mejillas).

“Todos me están mirando”.

¿Qué ocurre cuando presentas a tu hijo a unos amigos o compañeros de trabajo? Quizás mira al suelo o se esconde detrás de ti. Ser el centro de atención es incómodo para muchos niños, ya que no saben qué hacer o decir en esa situación.

¿Cómo ayudarle? En el momento, dile qué puede hacer o decir para que no esté nervioso – por ejemplo, la frase “Enseña a estos amigos el dibujo que has hecho”, suele ser muy socorrida. Además, advierte a los adultos que el niño es tímido para que no le agobien. También es importante practicar en casa qué hacer cuando te encuentras con amigos de forma inesperada. Enséñale a mirar para arriba y presentarse diciendo: “¡Hola, soy (y su nombre)!” o “es un placer conocerte”.

ninos-verguenza.interior

“¡He metido la pata!”

Si tu hijo se ha tropezado en clase o ha metido un gol en su propia portería, seguro que se siente fatal. A los 6 años, meter la pata delante de los compañeros de colegio es humillante, ya que están pasando por una etapa de conocer nuevos amigos. Si se da el caso, el niño puede pensar que los demás no querrán pasar el rato con él porque ha fallado.

¿Cómo ayudarle? Enséñale a reírse de sí mismo. Aunque su primera reacción sea llorar o enfadarse, debe aprender a hacer bromas de este tipo de situaciones. Esa es la manera de no darle tanta importancia a fallos que a la larga pueden perjudicar su autoestima. Además, en el caso contrario, recuérdale que todos cometemos errores y no está bien reírse de los demás.

“¡Yo no puedo!”

A esta edad es habitual que los niños se comparen con otros. Más de una vez, tu hijo te dirá frases del tipo: “Mi amigo Pepito sabe hacer volteretas y yo no”. Esto puede derivar en un sentimiento de inferioridad.

¿Cómo ayudarle? Haz hincapié en las cosas que él sí sabe hacer y explícale que cada uno tenemos talento para algo. Además, ayúdale a pensar en cómo puede aprender esa habilidad que tiene su amigo. De ese modo, se dará cuenta de que su sentimiento negativo tiene solución y siempre se puede hacer algo al respecto.

“Tengo amigas chicas”.

En los primeros años de primaria, muchos niños todavía consideran que los niños deben jugar con niños y las niñas con niñas. ¿Y si tu hijo tiene amigas niñas?

¿Cómo ayudarle? No des por hecho que, como tu hijo tiene una amiga chica, significa que “le gusta”. Explícale que tener amigos de otro sexo es normal y que tú, como papá, también los tienes. Si él se refiere a ella como “su novia” pero no quiere hablar del tema, no le fuerces. Dale el espacio que necesita.

Photo Credits: ShutterStock

 

CATEGORÍAS: JUGANDO JUNTOS  |  TAGS: , , , , , , , ,
ARTICULOS RELACIONADOS
Los mejores libros infantiles de 2016
Animal Babies Nursery: amor a primera vista
Herramientas para niños con necesidades especiales
DEJA UN COMENTARIO
*Nombre:
*Email:
Website:
Comentario:

COMENTARIOS (0)