Español
English
Italiano
¿Qué hora es?
0 COMENTARIOS
9 abril, 2015  |  Escrito por María Vedia Tercero

Saber leer las horas es una de las primeras habilidades que debe aprender un niño para desarrollar su propia autonomía. ¡Sin calcular los minutos, es más difícil organizarse! Pero el tiempo es un concepto abstracto difícil de comprender para los pequeños y explicarles cómo funcionan las manecillas de un reloj puede dejarles aún más confundidos. Date cuenta que no están acostumbrados a usar dos sistemas numéricos a la vez (del 1 al 12 y del 1 al 60). Por suerte, tú y el nuevo Nenuco: ¿Qué hora es? podéis ayudarle en esta complicada tarea.

Antes de empezar…

Enseña a tu hijo a contar hasta el 60: Si no sabe contar hasta este número, le volverás loco explicándole los minutos y se sentirá desmotivado, sin ganas de escuchar más. Cada día anímale a contar sus juguetes al recogerlos, la ropa que vayas a lavar, lo que se te ocurra para que contar le parezca divertido y puedas añadir objetos que lleguen hasta el 60.

Haz que cuente de 5 en 5: Una vez que sepa contar del 1 al 60, es el turno de aprender a contar de 5 en 5, es decir: 5, 10, 15, 20, etc. Usa las manos para que comprenda mejor que 5 dedos más 5 dedos son 10 dedos y así sucesivamente.

El tiempo

Los niños no son conscientes del paso del tiempo. Para introducirles este concepto lo mejor es relacionarlo con sus rutinas o mostrárselo mientras hacen actividades divertidas.  Con frases como: “¡Qué bien, has dado 40 saltos en 1 minuto!” o “A ver si consigues resolver el puzle en 3 minutos” o “Son las 9 en punto, hora de cenar”, irá comprendiendo que el tiempo no es estático aunque no sepa verlo en un reloj.

El reloj

Coge un reloj grande y con manecillas que se vean bien. Lo primero que tiene que aprender el niño es que 1 hora son 60 minutos y 1 minuto, 60 segundos.

Te recomendamos que empieces con los segundos. Con el reloj delante ve contando en voz alta los segundos con tu hijo mientras señalas el segundero (1 segundo, 2 segundos…58 segundos, 59 segundos) Él verá claramente que la manilla se mueve 60 veces y al llegar a 1 minuto, la otra manilla (minutero) saltará un paso. Eso te dará pie para explicarle que los minutos funcionan igual que los segundos pero ¡que son un poco más lentos! y que cuando se cumplen 60 minutos, se llega a 1 hora.

También es importante que asocie los números del reloj con las 12 horas del día y que la manecilla corta marca las horas, la larga, los minutos y la rápida, los segundos.

como_enseñar_niños_horas.interior1

¡Vamos a jugar con las horas!

Cuando tenga los anteriores conceptos aprendidos, echa mano de un reloj viejo sin cristal para que podáis manipular las manecillas. Si no tienes, lo más divertido es que se fabrique su propio reloj con platos de papel como éste de Meaningful Mama publicado en PBS Parents.

Paso 1: Da vueltas a la manecilla de las horas de la 1 a las 12 en orden diciéndole: la 1, las 2, las 3. Después señálale unas cuantas desordenadas y pídele que te las diga en voz alta. Como esto le resultará fácil, aprovecha para enseñarle la frase “en punto”.

Paso 2: Es el momento de jugar con los minutos. Pregúntale cuál es su hora “en punto” favorita y deja la manecilla de las horas en ese punto. Después empieza a señalarle las posiciones de los minutos de 5 en 5 (5 minutos, 10 minutos, 15 minutos, etc.) moviendo la manecilla y explicándole qué significan cada una: “Son las 7 y 20, eso quiere decir que han pasado 20 minutos desde las 7, es decir, son 20 minutos más tarde que cuando eran las 7”. Tras esto, añade los otros minutos indicándole que se suman a los 5, 10, 15… por ejemplo 7 minutos, son 5 minutos más dos rayitas del reloj más.

Paso 3: Si ves que ya domina tanto la manecilla de las horas como la de los minutos, empieza a combinarlas. Marca, por ejemplo, las 2:03 y dile “Son las dos y tres minutos”, después pasa a otra hora, por ejemplo, las 9:18 y dile “Son las nueve y deiciocho minutos”. Insístele en horas donde coincidan las manecillas como la 1:05 porque serán más complicadas para el niño.

Paso 4: Juega a decirle horas para que el niño coloque las manecillas solo. Cuando las haga bien todas, introdúcele poco a poco conceptos como “y cuarto”, “y media” y “menos cuarto”.

Practicad con Nenuco: ¿Qué hora es?

El nuevo Nenuco, ¿qué hora es? lleva unas pegatinas que indican distintos momentos del día (hora del baño, hora de comer, hora de dormir, etc). Colócalas en el cristal del reloj analógico incluido señalando una hora. Pulsa el botón para que se muevan solas las manecillas y pide a tu hijo que te diga qué hora señala y qué actividad indica. Por ejemplo, “son las ocho y es la hora del baño”. Si lo dice bien, jugará a bañar a su Nenuco. ¡Qué divertido!

¿Tu hijo ya sabe leer las horas? ¿Empleaste algún truco para enseñárselas?

Photo Credits: Famosa

Photo Credits: Janet

 

 

CATEGORÍAS: KIDS & TIC's  |  TAGS: , , , , , , , , , , ,
ARTICULOS RELACIONADOS
El trabajo en equipo con Tickety Toc
Grupos de Whatsapp de padres, ¿buenos o malos?
Apps Bilingües y lo que dice la ciencia
DEJA UN COMENTARIO
*Nombre:
*Email:
Website:
Comentario:

COMENTARIOS (0)