Español
English
Italiano
¿Cómo enseñar qué es el amor?
0 COMENTARIOS
13 febrero, 2015  |  Escrito por María Vedia Tercero

El 14 de febrero es San Valentín. Con motivo de este día nos hemos preguntado: “¿Es posible enseñar a los niños qué es el amor?”. El amor va más allá del ideal romántico que transmiten los cuentos de hadas; amar significa mostrar cariño, respeto y comprensión por las personas que nos importan, ya sea pareja, familia o amigos. No se trata de regalar cosas materiales sino de entregarse a los demás, y para ello hace falta cultivar su empatía. Que nuestros hijos adquieran este modelo de comportamiento es clave para que tengan buenas experiencias en sus relaciones sociales. La pregunta es: ¿Cómo lo pueden aprender?

La mejor manera de enseñar a nuestros hijos qué es el amor es siendo sus modelos a seguir. Los padres somos la principal referencia de los niños en todos los asuntos de la vida, ¿por qué en éste iba a ser diferente? Si el niño ve que demostramos amor, él también lo dará. Pequeños gestos y palabras del día a día le servirán como guía.

Compartir

Ser consciente de las necesidades del otro es verdaderamente complicado para los niños. Los pequeños son egoístas por naturaleza. Debes enseñarle a disfrutar mientras da a los demás. Si, por ejemplo, se niega a prestar sus juguetes a su hermano, háblale de los beneficios que implica compartir. “¿No es más divertido, acaso jugar juntos y no por separado?”. Hazle ver que si deja que su hermano coja uno de sus PinyPon estás seguro de que él le dejará un Mutant Buster.

También es importante fomentar la comunicación entre ellos. Los niños deben hablar de lo que sienten y comprender lo que siente el otro para poder ponerse en su lugar. En discusiones entre hermanos, no te limites a buscar una solución, motívales a expresar por qué la situación les parece injusta y cómo pueden llegar a un acuerdo en el que los dos salgan beneficiados.

En cuanto a ti, sigue este mismo ejemplo. Las tareas del hogar pueden servirte de ayuda. Por ejemplo, si tu marido o mujer no puede fregar los platos, dile que lo harás tú. Al niño le debe llegar el mensaje de que es bueno ayudar a los demás aún en cosas que no nos gustan. Saber formar un equipo es clave a la hora de tener una buena vida en pareja.

como-ensenar-a-los-ninos-que-es-el-amor.interior

Crear confianza

La base de toda buena relación es la confianza. Saber que puedes contar con el otro aunque no te lo diga. Aunque los niños perciben que hay amor a través de gestos, no conciben que las acciones a veces muestran más amor que las palabras. Es importante que comprenda que no vale con decir “Te quiero” o “Eres mi amigo” sino que hay que demostrarlo.

Un buen ejemplo, para que lo entienda, son las promesas. Si un amigo le ha pedido que le guarde un secreto; debe cumplirlo porque por el simple hecho de contarle algo que nadie más sabe, el otro niño le está demostrando que es una persona especial para él. Si es capaz de no contarlo y no mentir para ocultar su error, le estarás dando motivos para quererle. Eso hará que la relación sea más fuerte y más duradera en el tiempo.

Respetar

Tal y como te contamos en el post ‘Cómo enseñar a los niños a respetar al hablar’, lo primero y más fundamental es mantenerte firme ante cualquier salida de tono. Si se dirige con palabras hirientes a otros niños, miembros de la familia o a ti mismo, regáñale. No te rías por muy ingeniosa que te parezca su salida porque de ese modo le estarás diciendo que su comportamiento es correcto.

Por otro lado, plantéate por qué tu hijo parece no respetar a los demás. ¿Lo habrá aprendido de ti? Sabemos que a veces es difícil contener la frustración o la rabia y eso se materializa en una discusión en casa donde el niño ve cómo sus padres se dicen frases muy dolorosas. Pero no podemos exigirles a los pequeños que canalicen sus emociones de un modo correcto si nosotros no lo hacemos. Si estás en medio de una situación así, lo mejor es evitarla, marcharse durante un rato a otra habitación, calmarse y después tener una conversación desde la racionalidad con el otro adulto.

Si, por el contrario, eres tú la víctima de la falta de respeto. Si tu pareja te dice frases como “No vales para nada”, “Me aburres”, “Ya lo hago yo”, delante del niño, lo más aconsejable es que le pongas límites. Si no el pequeño aprenderá que no vale la pena defenderse o que está bien minusvalorar a una persona que quieres. De este modo, a la larga asumirá uno de los dos roles con el sufrimiento que ello conlleva.

Ser cariñoso

Tendemos a reprimir nuestras emociones delante de los hijos pero luego esperamos que las manifiesten delante de nosotros. Es cierto que son más espontáneos en cuanto a las emociones porque a diferencia del adulto no tienen miedo a mostrarse vulnerables. Sin embargo, si en el día a día no ven que sus padres se profesan cariño, con el tiempo aprenden que no es necesario.

Si te muestras cariñoso con tu hijo pero no con tu pareja seguramente el niño se acostumbre a recibir amor pero no a darlo. Ocurre lo mismo cuando les reprendemos por dar demasiados besos y abrazos. Deja que se exprese tal y como es aunque te preocupe su exceso de sensibilidad.

¿Qué opinas después de leer el post? ¿Es posible enseñar qué es el amor?

Photo Credits: Rachel Wilder

Photo Credits: Famosa

 

 

CATEGORÍAS: JUGANDO JUNTOS  |  TAGS: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
ARTICULOS RELACIONADOS
Los mejores libros infantiles de 2016
Animal Babies Nursery: amor a primera vista
Herramientas para niños con necesidades especiales
DEJA UN COMENTARIO
*Nombre:
*Email:
Website:
Comentario:

COMENTARIOS (0)