Español
English
Italiano
Cómo hacer para que me escuchen
2 COMENTARIOS
28 mayo, 2014  |  Escrito por Carlota Nelson

“Por mucho que se lo digo, no me escucha o al menos eso parece. Y al final, me canso de repetir lo mismo y me acabo enfadando. Parece que solo así logro que me escuche y es agotador.” ¿Te resulta familiar la confesión de esta madre? Según Mary Rourke, directora de la escuela de psicología de la Universidad de Pennsylvania, la sordera selectiva de algunos niños es la forma que tienen de probar los límites de su independencia. Habla sobre todo de niños entre los 6 y 8 años, aquellos que van adquiriendo un cierto control sobre sus vidas fuera del hogar. También existe otra razón mucho más sencilla: los niños tienen otras cosas en las que pensar y otras prioridades. Sin embargo, puedes conseguir que te escuchen sin levantar la voz ni mucho menos, enfadarte. Aquí van algunas claves para conseguirlo.

¿Te has parado a pensar en cómo escuchas tú a tu hija? Te sorprendería saber que ella hace lo mismo que tu, que al contarte algo sigues mirando la pantalla o el teléfono o una revista. Si este es el caso, no esperes que ella haga algo distinto. Recuerda que eres el espejo en el que se miran tus hijos así que para que te escuchen, tienes que empezar a escuchar de verdad. Esto requiere ponerse a su misma altura y mirarle a los ojos. No solo le estarás mostrando respeto y dándole un espacio y un tiempo para desarrollar lo que te está contando sino que le estás enseñando a ella a escuchar.

También hay que tener  cuidado en decir lo que sientes y hacer lo que dices. Si le has dicho a tu hija que no tardarás en llegar a casa, cumple con ello. A veces, para salir del paso, decimos cosas sin pensar o contamos esas “pequeñas mentirijillas” y acabamos rompiendo promesas. “No te preocupes, volveremos otro día.” Aunque no le prometas nada, un niño se toma muy en serio lo que le cuentan sus padres. Si no eres honesto ni cumples con lo que dices, dejarán de confiar en ti y en escuchar.

Opinión vs los Hechos – Con el afán de protegerles, muchos padres tienden a convertir sus opiniones en hechos. “Si le haces muchas cosquillas a tu hermana, se puede quedar ciega.” Cuando tus hijos descubran que lo que les has dicho es realmente tu opinión, quizás ya no te presten tanta atención como antes. 

Buscando Alternativas – para mostrar que realmente estás escuchando, en lugar de decir no, intenta ofrecer una alternativa. Si no puedes comprarles el juguete que quieren, motívale a pensar cómo lo puede conseguir. Quizás haya que vender algún juguete o esperar a su cumpleaños o a Navidad. Si no te pones de su lado y siempre dices que no, no es de extrañar que no te escuchen y te digan que NO cuando tu les pides algo. Recuerda, tu hijo debería ser tu aliado. Cuanta más confianza haya, más te escuchará.

6023268510_df0042f314_b

No a la repetición - Si quieres que tu hija se meta en el baño, pídeselo con cariño. Si no te hace caso, repíteselo con un tono más firme y usando menos palabras. Si sigue sin meterse en el baño, ahí es cuando te toca actuar. Si no, tu hijo aprenderá a ignorar tus peticiones porque sabe que hasta la quinta o sexta vez “no lo dices en serio”.

Conectar no Controlar – Evita la acusación y la crítica y céntrate en los hechos. Si ha dejado ropa en el suelo, dilo. Y pregúntale qué piensa hacer al respecto. No le digas lo desordenada que es o que no te escucha. Intenta ofrecer alternativas. ¿Cuándo quieres recoger tus juguetes? ¿Ahora o después de cenar? Si tu hijo está nervioso o enfadado y levanta la voz, convendría que bajaras la tuya y decirle que lo entiendes o que tú le vas a ayudar. Esto no solo le tranquilizará sino que evitarás una guerra de quién habla más fuerte.

No te enrolles – Esto es un error que muchos padres cometen con frecuencia. Ofrecer muchos detalles y explicaciones aumenta las probabilidades de que te dejen de escuchar, sobre todo los niños más pequeños. Así que si quieres que se sienten a comer, dilo reduciendo las palabras al mínimo Y si no, fíjate en como hablan los niños entre ellos.

¿Cómo haces para que tus hijos te escuchen?  ¿Has intentando alguna de estas propuestas? ¿Te ha funcionado?

Photo Credits: Phillipe Put

 

CATEGORÍAS: JUGANDO JUNTOS  |  TAGS: , , , , , , , , , ,
ARTICULOS RELACIONADOS
Los mejores libros infantiles de 2016
Animal Babies Nursery: amor a primera vista
Herramientas para niños con necesidades especiales
DEJA UN COMENTARIO
*Nombre:
*Email:
Website:
Comentario:

COMENTARIOS (2)
Cómo enseñar a los niños a respetar al hablar | The ToyBlog 2015-01-09 08:03:21
[…] sentido alguna vez que tu hijo se dirige a ti con malas palabras? No sólo no te escucha sino que te dice frases del tipo “No me ralles”, “Paso de ti”, por no […]
Móviles para niños, ventajas y desventajas | The ToyBlog 2014-07-01 08:06:01
[…] En consonancia con esta opinión, numerosos padres consideran que los niños deberían salir a jugar en la calle y disfrutar al aire libre, en vez de estar ‘pegados’ al móvil. Además, se deben fortalecer las relaciones en el seno familiar, aprender a ser comunicativos con nuestros hijos y enseñarles a escuchar. […]