Español
English
Italiano
Cómo hacer que los niños coman verdura
0 COMENTARIOS
20 marzo, 2014  |  Escrito por Juguetes Famosa

A muy pocos niños pequeños les gustan las verduras; tienen incluso menos fans que las matemáticas, aunque la razón es muy diferente. La mayoría de las verduras tienen un sabor amargo, que aunque lejos de ser el favorito de los niños, está presente en las plantas como sistema defensivo. El amargor está asociado en nuestro cerebro evolutivo como señal de veneno, e instintivamente lo rechazamos; es un acto reflejo.

Esto significa que para conseguir que nuestros hij@s coman verduras debemos reunir una fuerza hercúlea. Hay que tener mucha determinación y paciencia para luchar contra millones de años de evolución. Sin embargo, las buenas noticias son que se puede conseguir, y es más fácil si empezamos desde pequeños.

En regiones con grandes cultivos de verduras y hortalizas, como la ribera del Río Ebro en España o la del Po en Italia, los niños se acostumbran desde pequeños a acelgas, cardo, borraja o rúcula, convirtiéndose para ellos en algo apetecible y no en una obligación. Para conseguir que nuestros hijos se acostumbren a comer bien hay que ir educando su paladar cucharada a cucharada, ofreciéndoles platos de verdura sabrosos.

Quizá la verdadera razón para cocinar menos verduras no esté en su sabor sino en saber comprarlas, limpiarlas y prepararlas. Como regla general, un color vivo es señal de frescura, que también puedes comprobar fijándote en su origen. Si han viajado mucho, lo más probable es que esas frutas madurasen en el contenedor de un barco, no en el árbol.

Si buscamos una alimentación lo más sana y natural posible, y además queremos aportar nuestro granito de arena a mejorar la distribución de alimentos, debemos empezar a admirar las frutas y verduras feúchas y desgarbadas. Mucha fruta no solo se lava, sino que también se encera y se le añade etileno; el gas que generaría en la maduración natural. Todo esto para hacerla bonita a nuestro ojo inexperto.

Mandarinas, calabacines, pepinos, melones y muchos otros alimentos que sobrepasan el tamaño psicológico al que nos hemos acostumbrado nunca abandonan el campo. Existe una variedad de zanahoria mini, pero son escasas. Sin embargo, nos encantan y para atender la demanda hace años que se desperdicia la mayor parte de una zanahoria normal, que no es tan cool.

La variedad disponible de verduras es tal que debemos ir conociéndolas y apreciándolas poco a poco, ya que las reglas para comprar unas no son válidas para otras. Generalmente, buscaremos verduras con tallos finos y tiernos, pero querremos espárragos más gruesos.

Organic market fruits and vegetables

La alcachofa es la reina de los vegetales, pero también la mayor desconocida. Rechaza las que sean mayores que tu puño y asegúrate de que las hojas estén cerradas. Si la alcachofa está abierta o tiende al color morado significa que está ya en proceso de floración, por lo que hoy toca cardo con almendras. Para hacer tu compra más eficiente, consiguiendo mejores precios y mejor calidad, adapta tu cocina a las frutas y verduras de temporada.

La fruta no presenta tantos problemas como la verdura, pero tampoco suele estar entre las primeras opciones de los niños. Empieza por frutas dulces y por aquellas que no se tengan que pelar, fresas y manzanas, o se haga de forma muy fácil, como los plátanos. No te preocupes por la cantidad de azúcar que estén consumiendo. Recientemente se ha desmentido el popular “subidón de azúcar de los niños”. Además, la glucosa añadida a refrescos y zumos envasados es el azúcar a evitar, no la presente de forma natural en la fruta, conocida como fructosa.

Photo credit: USDA Government

Photo credit: SalFalko

CATEGORÍAS: JUGUETEANDO  |  TAGS: , , , , ,
ARTICULOS RELACIONADOS
Cómo evitar que se muerda las uñas con Nancy Escuela de uñas
Demuestra tu amor con los peluches de I Love You
¡Ponte al volante de un Range Rover con el móvil!
DEJA UN COMENTARIO
*Nombre:
*Email:
Website:
Comentario:

COMENTARIOS (0)