Español
English
Italiano
Cómo motivar a tu hijo con las matemáticas
0 COMENTARIOS
16 septiembre, 2015  |  Escrito por María Vedia Tercero

Algunas personas tienen un don para las matemáticas, otras no. La mayoría pensamos que sin esta capacidad innata, nunca llegaremos a dominarlas por completo. Pero investigaciones recientes demuestran que el talento para los números no es tan importante. A la larga, los alumnos que tienen más éxito en esta asignatura son los que se esfuerzan más, no los que tienen el coeficiente intelectual más alto. Creer en la perseverancia. Esa es la clave para el logro.

En el libro Mindset, The New Psychology of Success, Carol Dweck habla de la importancia de ser positivos en el aprendizaje. Hay estudiantes que creen que han nacido con un determinado conjunto de capacidades y por lo tanto, cuando se encuentran con un reto difícil de superar, ven que han llegado al límite de su capacidad natural, y dejan de intentarlo. Sin embargo, otros alumnos saben que no hay límites a su potencial, y ven los desafíos como una oportunidad de aprender y mejorar. Son los que intuyen que el saber se construye a base de experiencia y esfuerzo.

Geoff Colvin transmite una idea similar en su libro, Talent is Overrated. Este experto opina que el éxito se consigue trabajando duro por mejorar una habilidad concreta. En un primer momento, aquel que tiene el talento innato destaca, pero con el paso de los años, quien triunfa es el que ha trabajado. El profesor de matemáticas Kim Callan está de acuerdo: “Los estudiantes trabajadores rara vez suspenden en mi clase”.

como-motivar-a-tu-hijo-con-las-matematicas.interior

Los padres jugamos un papel clave a la hora de enseñar a los niños a ser positivos. Si no eres un buen modelo a seguir en este sentido, tu hijo pensará que si algo es difícil, no vale la pena intentarlo. A continuación, te explicamos algunos ejemplos de qué hacer y no hacer para ayudarle con las matemáticas.

POSITIVO: Dile a tu hijo que cualquier persona puede aprobar las matemáticas. Recuérdale que incluso a científicos como Einstein les costaba al principio: Cuando tenía nueve años, su profesor le dijo a su padre que no importaba qué profesión eligiera el pequeño Albert, porque nunca tendría éxito.

NEGATIVO: No le des excusas. Si delante de él dices: “Yo nunca fui bueno en matemáticas”, le estarás dando motivos para darse por vencido y creer que la matemáticas son muy difíciles para algunas personas.

POSITIVO: Felicita a tu hijo cuando vea que el trabajo duro trae recompensas. Usa ejemplo concretos como: “¡Qué bien, has sacado mejor nota que en el examen anterior! Eso es porque has hecho tus deberes a diario y has estudiado mucho”.  Así reforzarás la idea de que él es el responsable de su propio éxito, y harás hincapié en la importancia de mejorar.

NEGATIVO: No compares sus notas con las de sus compañeros. Esto le pondrá objetivos poco realistas y no se concentrará en su superación personal.

POSITIVO: Transmítele que fracasar es una nueva oportunidad para aprender. Si tu hijo suspende un examen, no dejes que se concentre en su fallo, explícale que hay estrategias para solucionarlo: hacer un plan de estudio para la próxima vez, hablar con el profesor para ver cuáles han sido los errores…

NEGATIVO: Si ha trabajado duro, pero ha suspendido, no le regañes. Lo único que conseguirás con ese enfado es que sienta más presión y ansiedad la próxima vez.

POSITIVO: Si contratas a un profesor particular, asegúrate de que le da el nivel correcto. El niño mejorará si está en un nivel que no es ni demasiado difícil ni demasiado fácil. “Dar a un niño una clase de matemáticas demasiado avanzada es como lanzar a una persona que no sabe nadar a la piscina y pedirle que hago largos”, dice el profesor Callan. “Si quieres evitar que se ahogue, primero tienes que enseñarle a flotar”.

NEGATIVO: No te empeñes en que el niño esté en un nivel más alto. Algunos padres quieren que sus hijos vayan a clases como álgebra cuando aún no están preparados para asimilar esos conceptos. En estos casos, por muy duro que trabaje, nunca tendrá éxito.

POSITIVO: Dile lo orgulloso que estás de su capacidad de superación, curiosidad y perseverencia. Éstas son las cualidades más valiosas para aprender, tanto en la vida, como en las matemáticas.

NEGATIVO: No hables de capacidad innata. Si le dices que es “bueno” para las matemáticas, se frustrará cuando no le salgan bien las cosas. Por el contrario, si le dices que “no es bueno”, le va a costar mucho tiempo quitarse esa idea de la cabeza. Lo mejor es evitar etiquetas.

Qué actitud tiene tu hijo frente a las mates, ¿positiva o negativa?

Photo Credits: Shutterstock

 

CATEGORÍAS: JUGANDO JUNTOS  |  TAGS: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
ARTICULOS RELACIONADOS
Los mejores libros infantiles de 2016
Animal Babies Nursery: amor a primera vista
Herramientas para niños con necesidades especiales
DEJA UN COMENTARIO
*Nombre:
*Email:
Website:
Comentario:

COMENTARIOS (0)