Español
English
Italiano
Crea tus propios cuentos con la Casa de los Cuentos de Pinypon
0 COMENTARIOS
16 octubre, 2015  |  Escrito por María Vedia Tercero

Esta tarde vamos a visitar la nueva Casa de los Cuentos de Pinypon. ¡Qué emoción! En la entrada ya empieza a volar nuestra imaginación. Aquí la magia está en contar los cuentos al revés o con otros protagonistas. ¡Qué divertido inventar tus propias historias! Cenicienta nos espera para enseñarnos la casa de arriba a abajo. ¡Vamos a descubrir qué fantástica aventura nos espera en el hogar de los cuentos! ¿Te vienes con nosotros? ¡Sigue leyendo!

Cenicienta viene vestida de princesa para recibirnos, “Esperad que me ponga de andar por casa”-dice. Y en un pis pas se cambia y luce un mandil y una escoba. El conejo de Alicia asoma por la puerta. “¡Cenicienta, Cenicienta!”-exclamo-“Quiero inventar mi primer cuento. ¿Jugamos a que tu príncipe llega tarde y sigue al conejo de Alicia para encontrarse contigo? ¡Ya son las 12h!”. Ella se ríe y responde “Pues claro, esta casa está hecha para crear cuentos. Pero antes de empezar, deja que te la enseñe. Cada habitación está diseñada para un personaje de cuento. Ven, ¡vamos a la cocina!”.

La cocina de Blancanieves

Entre fogones, está Blancanieves Pinypon. Remueve un puchero con una gran cuchara. “¿Es una poción mágica?”, le preguntamos. “Tú eres la inventora del cuento” -contesta- “Si quieres que sea una poción mágica, lo será. Además, ¡siempre he querido ser bruja!”. Aunque lo que realmente quiere esta princesa es dejar de comer manzanas. Así que, en nuestro nuevo cuento, Blancanieves no come manzanas, come chocolate. ¿No es genial imaginar?

La habitación de Rapunzel

Una gran trenza aterriza en el suelo de pronto. Rapunzel Pinypon nos saluda desde lo alto de su torre. ¡Qué pelo más bonito tiene! “Llevo un rato peinándome frente al espejo”-confiesa cuando subimos a su habitación- “Pero ya estoy harta, ¡quiero que algún amigo venga a visitarme esta tarde, me siento muy sola!”. Le sugerimos que llame a Alicia Pinypon para tomar el té. Pueden celebrar un divertido Feliz, feliz, no cumpleaños. ¡Qué maravillosa idea! Pero, ¿dónde está Alicia?

El jardín de Pocahontas

En el jardín se oyen risitas, ¡son Pocahontas Pinypon y Alicia Pinypon! Se han cambiado la ropa y están jugando a ser la otra. Pocahontas corre detrás del conejo blanco y Alicia canta abrazada a un árbol mientras la observa un osezno. “Este nuevo cuento me gusta”-le susurro a Cenicienta y ella me hace gestos para que la siga a otra habitación.

crea-tus-propios-cuentos-con-la-casa-de-los-cuentos-de-pinypon.interior

El taller de Gepetto

Pinocho Pinypon está llorando en una esquina mientras Mary Poppins Pinypon le consuela. “¡No quiero ser un mentiroso!”, protesta. Suerte que estamos aquí y podemos cambiar la historia. Cogemos unas cuantas herramientas y le arreglamos la nariz. “¡Ya está!” Al muñeco de madera sólo le crecerá la nariz cuando diga supercalifragilisticoespialidoso. “¿Y tú qué quieres, Mary?”, preguntamos a la institutriz. “¿Yo? ¡Un smartphone para organizar mi apretada agenda!”. ¡Deseo concedido!

El cuarto de Caperucita

De repente suena a lo lejos un aullido. “¡¡Es el lobo de Caperucita Pinypon!!”, grita Cenicienta. La sigo hasta un cuarto donde una niña con caperuza roja está al lado de una cama donde un lobo está acostado. Ella pregunta todo el rato por su abuelita y yo le digo: “¿No ves que el lobo está malito? ¡Rápido, hay que darle una aspirina!”.

El tejado de Peter Pan

Sobrevolando la Casa de los Cuentos veo a un niño. Es Peter y acaba de volver de Nunca Jamás. “Tengo un botón para Wendy, ¿la has visto?”. “Lo siento, no”-respondo-“Pero conozco a una niña que estará encantada de que le regalen un botón. Se llama Rapunzel y es tu vecina. Está sola en su torre, ¡ve a visitarla!”. Peter Pan se despide con un gracias y se asoma a la ventana de Rapunzel. Estoy segura de que le va a parecer guapísima, ¿se enamorará de ella y se la llevará volando al cielo?.

La Luna asoma en el cielo. Se ha hecho muy tarde, ¡es hora de irse! Cenicienta me da un abrazo y me pide que vuelva pronto. “Visitaré el Palacio de Princesas y Hadas próximamente”-comenta- “Espero verte allí para seguir inventando cuentos”.  Eso está hecho, crear cuentos es lo que más me gusta del mundo.

¿Qué otras historias se te ocurren? Juega con tus hijos y la Casa de los Cuentos de Pinypon, te sorprenderá lo que son capaces de imaginar.

Photo Credits: Famosa

CATEGORÍAS: JUGUETEANDO  |  TAGS: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
ARTICULOS RELACIONADOS
Cómo evitar que se muerda las uñas con Nancy Escuela de uñas
Demuestra tu amor con los peluches de I Love You
¡Ponte al volante de un Range Rover con el móvil!
DEJA UN COMENTARIO
*Nombre:
*Email:
Website:
Comentario:

COMENTARIOS (0)