Español
English
Italiano
Cuentos personalizados con Mumablue
0 COMENTARIOS
29 diciembre, 2015  |  Escrito por María Vedia Tercero

Nuestro ilusionario del mes es Mumablue, una editorial dedicada a crear cuentos personalizados para niños. Surgió como idea para incentivar la lectura infantil. Cristina Rodríguez Blanco, socia fundadora de esta mágica iniciativa y mamá de dos niñas pequeñas, se dio cuenta de que los dispositivos electrónicos ponían a los cuentos infantiles en una situación difícil. Este hecho chocaba con múltiples estudios de expertos sobre la importancia de la lectura como elemento para desarrollar el intelecto, ampliar horizontes y fomentar la empatía y la cultura. Fue entonces cuando decidió asociarse con el ingeniero informático Manuel Córdoba para montar Mumablue. Tiempo después se unieron al equipo el diseñador Julio Morales y la jefa de comunicación Ro Venegas. Con la idea en mente de crear un hábito de lectura en los niños, los cuentos personalizados surgen como la forma perfecta para llamar la atención de los futuros grandes lectores. Porque como dice Cristina: “¿Qué niño no querría volar a lomos de un unicornio, hablar con Gnomos o hacer magia?”.

¿Qué tienen de diferente vuestros cuentos?

Mumablue se se basa en la idea de que el niño sea realmente el protagonista de su aventura. Por eso le integramos por completo como personaje del cuento. No personalizamos sólo el nombre o ponemos una foto empastada. Mediante un configurador online los papás, los tíos o incluso el propio niño pueden pasárselo bien creando el personaje para el peque que va a ser protagonista. Se escribe el nombre, se elige color de pelo, peinado, piel, pecas, gafas, audífonos, color de ojos. Y finalmente una dedicatoria para recordar quién ha hecho el regalo y lo podemos previsualizar por completo.

cuentos personalizados mumablue

En vuestra web dice que vuestro primer cuento El Reino de Miriñán es educativo, ¿en qué sentido lo es?

Los cuentos fueron concebidos como una herramienta educativa para transmitir valores y aleccionar a los niños cuando tuvieran que enfrentarse a una situación determinada. Por ejemplo Caperucita Roja cuando nos avisaba de que no había que fiarse de los extraños.

El Reino de Miriñán habla de la amistad, de como la bondad de un niño o una niña hace que ayude a un  unicornio sin pensárselo y viva una maravillosa aventura. De cómo el ser diferentes nos hace tener poderes para enfrentarnos a situaciones adversas y derrotar a un monstruo marino. Y cómo respetar a los demás hace que el Reino sea un sitio mejor en el que vivir felices.

Además El Reino de Miriñán es una aventura totalmente pensada y adaptada para que la puedan vivir tanto un niño como una niña, sin distinciones de género. También habla de familia, y no de papá y mamá, porque hay muchos modelos de familia.

Por otro lado, hemos incluido un diccionario donde se explican algunos conceptos que aparecen en el cuento. Y la parte que más gusta a los adultos es la de la dedicatoria. Nos dicen que, con el paso del tiempo, es algo que sus niños mirarán con emoción y conservarán el resto de sus vidas.

Desde vuestro punto de vista, ¿qué debe tener un buen cuento infantil?

Un cuento infantil siempre debe enseñar algo. Lo ideal es que tenga algún conflicto que el protagonista deba resolver, que es lo que ayudará al niño a tener conocimientos cuando deba enfrentarse a situaciones parecidas. Por eso, el hecho de que sea personalizado, hace que el aprendizaje sea más directo. Ya no es Peter Pan el que resuelve el conflicto, sino el propio peque.

Estáis llevando a cabo una campaña en Facebook y Twitter en apoyo de la lectura infantil, ¿en qué consiste y qué queréis conseguir con ella?

En “Ten un libro en la cabeza”, animamos a la gente a que suba una foto a sus redes sociales con un libro en la cabeza (cualquier libro) con el hashtag #ApoyoLaLecturaInfantil porque cada vez se compran menos libros. Así que es una forma de recordar a la gente la importancia de la lectura.

¿Qué podemos hacer los padres para animar a nuestros hijos a leer más?

Una de las razones por las que los niños adoran los cuentos es porque sus papás se los leen. ¿Y qué hijo no quiere pasar tiempo con sus papás? Además es una buena forma de pasar tiempo de calidad con nuestros hijos. Compartir con ellos esa actividad es fundamental para la motivación del niño hacia la lectura, convertirlo en un juego y en un placer.

La infancia es una etapa donde la imaginación juega un papel crucial, ¿qué actividades se os ocurren para desarrollarla cada día con los niños?

Esa es la magia que se da cuando leemos. Aunque estamos viendo algún dibujo sobre el cuento, nos toca a nosotros imaginarnos toda la escena y rellenar huecos. Por eso la lectura es una poderosa herramienta para fomentar la imaginación. Un juego ideal, que yo hago con mis hijas, consiste en pedirle información sobre lo que no se muestra, para que ellas tengan que imaginarlo. Es muy divertido, además te sorprendes con las respuestas.

Por último, si la vida fuera un cuento infantil, ¿cuál sería?
Alicia en el País de las Maravillas, donde todo es lógico e ilógico.

Photo Credits: Mumablue

 

CATEGORÍAS: ILUSIONARIOS  |  TAGS: , , , , , , , , , , , , , , ,
ARTICULOS RELACIONADOS
Do-Re-ME! Nuestros Ilusionarios del mes
Inteligencia emocional con Afectiva, nuestro ilusionario del mes
Cumpleaños solidario con Asociación CONI
DEJA UN COMENTARIO
*Nombre:
*Email:
Website:
Comentario:

COMENTARIOS (0)