Español
English
Italiano
¡Cuidado al cruzar! Aprendiendo seguridad vial con Feber
3 COMENTARIOS
13 marzo, 2015  |  Escrito por María Vedia Tercero

La mayoría de padres tenemos muy presente que debemos enseñar a los niños a desenvolverse en casa, pero ¿qué pasa cuando están en la calle? Iniciarles en seguridad vial es fundamental para darles herramientas que les permitan moverse lo más seguros por la ciudad. Además, si desde pequeñitos les instruimos en este tipo de formación, de adultos estarán más concienciados con el tema. La pregunta es, ¿cómo hacerlo? El mejor método es a través del juego ya que el tema puede resultar árido y aburrido para los peques. Conscientes de ello, en Famosa te explicamos una serie de actividades para enseñar seguridad vial con juguetes Feber. ¡No te las pierdas!

A los niños les encanta simular que son adultos. Juegan a ir al mercado, a las profesiones, a estar en la oficina… Por lo tanto, para empezar con tus enseñanzas de seguridad vial, le puedes proponer jugar a ser conductor y peatón. Estamos seguros de que la idea le va a encantar.

Después de proponer el juego, lo primero que tenéis que hacer es elegir un coche Feber para tu hijo. Hay una amplia variedad que pasa por el coche de Minnie a Ferraris o autos tipo Fórmula 1. Cada uno está destinado a diferentes edades (de 1 a 6 años) y en función de esto, tienen el tamaño apropiado para que, según sea la altura y dimensiones de brazos y piernas, el niño pueda desarrollar correctamente sus habilidades de coordinación y motricidad. Asegúrate de adquirir el que mejor se adapte a tu hijo. Además, lo ideal para practicar los ejercicios de este artículo es que tenga asiento de conductor y copiloto para que pueda interpretar los dos roles.

A continuación te recomendamos que te descargues el Cuaderno de seguridad vial Feber City donde encontrarás divertidas actividades infantiles relacionadas con circulación y comportamientos en la vía pública. A algunas de estos ejercicios haremos referencia en el siguiente post pero conviene que también lo tengas a mano.

seguridad_vial_niños_feber.interior

En el coche…

Dile al niño que llame a un amigo (o a su hermano) y que coja su coche Feber: ¡Os vais al parque! Elige una zona despejada con arena donde no haya ni coches de verdad, ni bicicletas ni otros niños a los que molestar. Ante todo, evita peligros. Haz un circuito y explícales qué es la carretera y qué es la acera. Después proponles jugar a las rimas antes de conducir. Las rimas son las siguientes. Asegúrate de que las aprenden y las comprenden.

Rima del cinturón: “Aunque pueda sea un mandón, yo le digo a todos que se pongan el cinturón”. (A continuación el niño que sea el conductor deberá decir la frase mientras se pone el cinturón y el copiloto, imitarlo)

Rima de la puerta: “Para subir y bajar, la puerta más cercana a la acera debo usar”. (Pídeles que te señalen donde está la acera, que digan la frase en voz alta y después decidan por qué puerta deben bajar, ¿la que está cerca o la que está lejos?).

Rima del copiloto: “No molestes ni distraigas al conductor y así conducirá mejor”. (El niño conductor tendrá que decirle la frase al copiloto y el copiloto responder: “Sí, señor”)

Cada vez que vayáis al parque con el coche Feber, repetid este ejercicio. Poco a poco irá aprendiendo los conceptos en un entorno seguro. Así, en un coche de verdad, el niño sabrá cómo se tiene que comportar. Si no lo hace, recuérdale que en esa situación tú eres el conductor y él el copiloto y dile las rimas aprendidas en voz alta para indicarle qué debe hacer.

En moto y bici…

Si tu hijo tiene una moto Feber o le encanta montar en bici, también puedes recurrir a las rimas. Aquí lo fundamental es que aprenda a ponerse el casco. Antes de pedalear, dile señalándole la cabeza: “Aunque tu “coco” sea duro, llevar casco es más seguro” o “En bicicleta y en moto; un casco, ¡no seas loco!”.

Además, en algunas ciudades hay circuitos cerrados para bicicletas infantiles con semáforos y pasos de cebra. Infórmate de si tienes uno en el lugar donde resides porque es interesante que el niño pruebe, no sólo por diversión, sino también para que aprenda normas de circulación como conductor.

De peatón…

Semáforo

En primer lugar, debes explicarle las diferentes connotaciones que tienen el verde, rojo y amarillo en el semáforo.

Para ello, reserva una tarde para hacer manualidades. Cread juntos un semáforo. No hace falta que os volváis locos, con cartulina de colores, tijeras y pegamento podéis hacer uno similar al de esta imagen de Pinterest de Uploaded by user.

Mientras lo fabricáis explícale que rojo significa “estar quieto”, amarillo “ir con cuidado” y verde “andar”.

Una vez tengáis el semáforo, ensayad en casa lo que vais a hacer en la calle. Con tiras de esparadrapo haz un paso de cebra y di: “Primero para cruzar, el paso de cebra debes buscar”.

En un lado del paso de cebra se pondrá papá o mamá con el semáforo, en el otro, el niño con otro adulto que le coja de la mano. El de semáforo indicará un color, el adulto que esté con el niño le preguntará: ¿Qué tenemos que hacer: estar quietos, ir con cuidado o andar?. Deja que él decida la acción, si se equivoca, repite otra vez hasta que estés seguro de que lo comprende y escoge la correcta.

Paso de cebra

En la vida real, las consecuencias de un mal cruce en un paso de cebra pueden ser trágicas. Ten presente que tu hijo es pequeño y no es consciente de los peligros que le rodean. Sigue atentamente las siguientes indicaciones cada vez que crucéis juntos una calle.

Dale la mano, siempre: Hasta los 7 años tiene que coger tu mano o la de un adulto. No cruces hasta que no te la dé.

Mira a un lado y al otro: Haz que te imite. Explícale que es para saber si vienen coches y explícale cuando están cerca y lejos.

Ten en cuenta su ritmo: Al niño le va a llevar más tiempo cruzar que a ti. Asegúrate de hacerlo cuando el coche esté lo suficientemente lejos o estés seguro de que el conductor os ha visto y va a frenar. Después pídele que no corra pero que vaya a paso ligero y procura que vaya siempre por el interior o el centro del paso.

Por último, recuerda: los niños aprenden por imitación. Por mucho que le enseñes seguridad vial, si no le das ejemplo, de nada servirán estos ejercicios.

¿Has enseñado a tu hijo educación vial?

Photo Credits: Famosa

CATEGORÍAS: JUGANDO JUNTOS  |  TAGS: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
ARTICULOS RELACIONADOS
Los mejores libros infantiles de 2016
Animal Babies Nursery: amor a primera vista
Herramientas para niños con necesidades especiales
DEJA UN COMENTARIO
*Nombre:
*Email:
Website:
Comentario:

COMENTARIOS (3)
El poder de las motos y sus beneficios | The ToyBlog 2015-07-09 08:03:49
[…] Pero además, montar en moto estimula su motricidad y coordinación. Tal y como te contamos en este post, las motos y los coches son buenas “herramientas-estímulo para aprender conceptos básicos como […]
Los Mejores Juguetes para el verano | The ToyBlog 2015-05-25 09:04:34
[…] Conducir su propio coche no solo es el sueño de todo niño sino que es una buena herramienta-estimulo para aprender conceptos básicos como izquierda, derecha, delante, detrás… Además, aprender a conducir mejora sus habilidades motoras y es una ocasión perfecta para enseñarles  acerca de la seguridad vial. […]
5 tips for buying the perfect toy | The ToyBlog 2015-03-27 07:42:14
[…] Toys that encourage role-play are fantastic because they help kids develop their creativity and improve their language skills. Remember that children adopt different words and phrases when role-playing. Good examples are PinyPon Burger, La cocinita de Nenuco and Barriguitas Casa con Asa, which are related to cooking and household chores. Other good example are toys related to different professions such as Nancy I want to be a veterinarian . Even animal figures like Animales in action, cars and trains like Power Trains can motivate kids to build their own zoo or miniature city. […]