Español
English
Italiano
El porqué educar en emociones
15 COMENTARIOS
26 noviembre, 2013  |  Escrito por Juguetes Famosa

Últimamente, en cada momento, hay algo que hace referencia a la inteligencia emocional; programas de televisión, libros e incluso según algunos anuncios publicitarios hasta para escoger un perfume hay que tener inteligencia emocional. Muchos colegios y universidades ofrecen esta formación, pero… ¿se trata de una moda? Rotundamente, no. El entrenamiento en las dinámicas para mejorar la I.E es lo que llamamos educación emocional y su implantación en las escuelas es cada vez mayor.

Inteligencia emocional es un término relativamente nuevo, ya que surge a partir de  última década del siglo XX, con la publicación de “Emotional Intelligence” (1995) por Daniel Goleman, quién la define como la “capacidad para procesar la información emocional con exactitud y eficacia: percibir emociones, valorarlas, expresarlas,  comprenderlas y regularlas para lograr el crecimiento y el bienestar  personal”. Sin embargo, las bases de la IE han sido sentadas por Howard Gardner, psicólogo norteamericano de la universidad de Harvard, y Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales de 2011.

La inteligencia emocional está presente en todos los escenarios y etapas evolutivas, configurándose como el  motor de la vida psíquica e influyendo directamente en el crecimiento personal y la toma acertada de decisiones, encargadas de proporcionarnos   mayor  bienestar. Los beneficios de educarse en emociones son muchísimos, desde obtener mejores resultados académicos o potenciar el rendimiento laboral hasta mejorar de empatía y habilidades sociales, aumentar el bienestar psicológico e incrementar la autoconciencia.

¿Cómo podemos desarrollar la educación emocional en nuestros hijos?

Para introducir el conocimiento emocional es importante que aprovechemos las situaciones reales de comunicación que se produzcan con  nuestros hijos. Aprovechando cualquier problema o tema para identificar emociones y regularlas.

Gestionar las emociones no es reprimirlas, sino aprender a expresarlas según la situación y las personas con las que se produzcan. “Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente no resulta tan sencillo”. Aristóteles. No hay emociones buenas y malas. Todas son necesarias para el desarrollo integral de la persona.

Para desarrollar las siguientes actividades en casa, es de vital importancia habilitar una zona en la habitación del pequeño para crear un “rincón de emociones”. Un lugar pensado para que el niño acuda cuando se encuentre en estado de nervios o ansiedad; un lugar cómodo y seguro donde recuperar el equilibrio emocional.

Debe ser un espacio en el que se sienta cómodo. Podemos ambientarlo con cojines, música, etc. En él colgaremos trabajos, dibujos, fotos y demás material que realicemos.

“El Ratito de Paz”. Es vital dedicar un momento del día a hablar con nuestros hijos, no necesariamente de un problema, sino de los acontecimientos de la jornada. Nuestros pequeños deben estar reforzados afectivamente,  sintiéndose escuchados y queridos. Podemos utilizar frases y preguntas como: “Te entiendo”, ¿Cómo te sentiste?, ¿Cómo crees que se sintió tu amigo?, comparto como te sientes…”. También podemos reforzarlo con alguna caricia o un beso.

Aprovechando la inclusión de las TICS en nuestra vida diaria, podemos hacernos fotos con el móvil gestualizando diferentes emociones: alegría, tristeza, asco, sorpresa, enfado o miedo. Podemos colgarlas en la nevera o en nuestro rincón de las emociones.

Podemos mejorar la educación emocional de nuestros hijos con un ejercicio guiado de resolución de conflictos. El niño o niña es planteado una serie de problemas con el objetivo de que razone y busque de manera creativa una solución propia, exponiendo y explicando cómo se siente. Por ejemplo: “Te he dejado mi estuche para que utilices lo que necesites y ahora no me lo quieres devolver. Eso no me gusta y me pone triste. Te pido por favor que me los devuelvas”

Ahora que se acercan las Navidades, podemos aprovechar para escribir en unas hojas pequeñas  aquellas cosas que nos gustaría alcanzar en el próximo año. Las introduciremos en una caja que dejaremos junto al árbol de navidad. Podrán salir cosas más o menos fantasiosas dependiendo de la edad e imaginación de nuestros hijos pero no podemos desbancar ninguna. Todas forman parte de la iniciativa del niño y le ayudan a conocerse mejor, un paso vital para alcanzar una inteligencia emocional sana y completa.

Photo credit: allyaubry

CATEGORÍAS: Sin categoría  |  TAGS: 
ARTICULOS RELACIONADOS
Famosa dona sus narices de #FelicesPorNarices
Participa y gana un #FeberDareway
Nuestros Ilusionarios del mes: Common Sense Media
DEJA UN COMENTARIO
*Nombre:
*Email:
Website:
Comentario:

COMENTARIOS (15)
¿Cómo enseñar a los niños qué es el amor? | The ToyBlog 2015-02-13 08:01:49
[…] a diferencia del adulto no tienen miedo a mostrarse vulnerables. Sin embargo, si en el día a día no ven que sus padres se profesan cariño, con el tiempo aprenden que no es […]
Entrevista a Alberto Romero y Marta Rueda, fundadores de Fluff | The ToyBlog 2015-01-26 08:58:03
[…] en ‘Bye, Bye Fears’ un Área de Padres donde pueden encontrar pautas basadas en la educación emocional para enseñárselas a sus hijos mientras juegan juntos y comparten buenos […]
Los Beneficios de Jugar con Peluches | The ToyBlog 2015-01-12 09:40:50
[…] padres, podemos ayudar a nuestros hijos a manejar sus emociones aún mejor gracias a su peluche. Si tu hija monta en cólera o arranca a llorar cada vez que te vas […]
Verónica 2013-12-11 23:01:49
Me ha encantado el tema y lo sencillo y bien explicado que está. En mi colegio trabajamos mucho las emociones de los niños y realmente da su fruto. Poco a poco, estoy segura que irá instaurándose en los centros y en las propias familias
Estrella Mayor Herce 2013-12-11 18:11:44
Gracias Cristina. Desde The Toy Blog agradecemos tu comentario y te invitamos a continuar leyendo nuestras última aportaciones. Un saludo y ánimo qué casi es jueves!
Estrella Mayor Herce 2013-12-11 18:08:43
Totalmente de acuerdo contigo Feli. La Inteligencia emocional está presente en todos los escenarios y etapas evolutivas, configurándose como el motor de la vida psíquica e influyendo directamente en el crecimiento personal y la toma de acertada de decisiones, encargadas de proporcionarnos mayor bienestar. Los beneficios de educarse en emociones son muchísimos, nos ayuda a obtener mayores resultados académicos, potenciar el rendimiento laboral, nos ayuda a mejorar la empatía y las habilidades sociales. Un saludo
Estrella Mayor Herce 2013-12-11 18:03:35
Gracias Sonia. Cualquier situación es buena para aplicar los ejercicios propuestos. Aprovecha estos días de vacaciones para llevarlos a cabo en casa. Un saludo
Estrella Mayor Herce 2013-12-11 18:01:19
Me alegro de que haya gustado Paco. Te animo a que sigas consultando nuestros siguientes posts en The Toy Blog. Un saludo
Estrella Mayor Herce 2013-12-11 17:59:17
Tienes razón Miriam sobre que saber más sobre IE, y como trabajarla, nos va permitir tener alumnado e hijos más estable emocionalmente y por lo tanto, con niveles mayores de bienestar .Mejor preparados para adaptarse a los rápidos cambios que la sociedad solicita. En un tema tan innovador y reciente como es la IE, es lógico que encontremos diferentes opiniones, la comunidad científica parece se ha decantado por la idea de que mientras el coeficiente intelectual es una dotación genética, el coeficiente emocional es educable a lo lardo de toda la vida .Para ello se han basado en la teoría de las inteligencias múltiples de Gadner (1983). De todos modos todavía son conceptos muy revisables, dado los avances importantes que se están llevando a cabo en neurociencias, sobre el mapa del cerebro. El modelo teórico de Mayer & Salovey (1.997), atiende a un tets para valorar el coeficiente emocional en adultos y bajo un prisma americano, en España la traducción y adaptación de dicho tets ha sido llevada a cabo por Fernández- Berrocal, desde la Universidad de Málaga ,aunque sigue siendo un test para adultos. Muchas gracias por tu comentario y los enlaces son de gran interés. Un saludo Estrella
Miriam 2013-12-10 10:03:12
Me parece un artículo muy interesante, saber más sobre ello ayuda a comprender la manera en que se comportan los más pequeños. Quisiera añadir alguna información que me he encontrado investigando ya que este tema ha dado, durante muchos años, lugar a controversia.Por un lado estaban los autores que decían que la inteligencia emocional era algo que se podía aprender y otros en cambio decían que era algo innato, de nacimiento. Salovey y Mayer propusieron un modelo que identifica cuatro factores diferentes de la inteligencia emocional: la percepción de la emoción, la razón por la cual se utilizan las emociones, la capacidad de comprender las emociones y la capacidad de manejar las emociones. Os animo también a que leáis estos artículos: http://psychology.about.com/od/personalitydevelopment/a/emotionalintell.htm http://www.mindtools.com/pages/article/newCDV_59.htm
Paco 2013-12-10 07:29:16
Muy interesante. Vuelvo a opinar , porque creo que el anterior no ha llegado
Paco 2013-12-09 13:33:05
Muy interesante
Sonia 2013-12-09 11:43:47
Me ha encantado como lo has explicado. Enhorabuena por el post.
Feli Herce 2013-12-08 17:55:47
Un tema muy interesante. Es necesario saber más sobre inteligencia emocional para poder educar en emociones a nuestros hijos.
Cristina 2013-12-08 10:50:09
Fantástico Post de un tema realmente interesante. Felicidades!