Español
English
Italiano
Juguetes apropiados para la personalidad de tu hijo
3 COMENTARIOS
9 marzo, 2015  |  Escrito por María Vedia Tercero

A partir del año, los niños empiezan a definir su carácter. Dado que no es lo mismo educar por ejemplo, a un niño extravertido que a uno tímido, es necesario que los padres conozcamos la forma de ser de nuestros hijos. En cualquier caso, cabe destacar que parte de la personalidad se irá formando a partir de sus experiencias, el ambiente que le rodea y sus relaciones, pero otra parte vendrá dada al nacer, independientemente de la educación que le des. Esto es lo que los psicólogos llaman temperamento. ¿Cómo puedes ayudarle a gestionarlo? ¡A través del juego! Te contamos cuáles son los juguetes más apropiados para algunos rasgos de personalidad comunes.

Niño nervioso

A los niños que no paran quietos ni un segundo hay que darles facilidades para que se muevan. Necesitan espacio, mucho espacio. La buena noticia es que al tener una energía inagotable están más predispuestos a jugar y suelen ser muy curiosos. Hay que elegir, por tanto, actividades que les cansen físicamente y al mismo tiempo les exijan concentración para no alterarlos aún más.

Lo ideal es jugar con ellos al aire libre. Ahora bien, no todo vale. Un paseo largo con un niño inquieto puede ser una auténtica pesadilla ya que irá reclamando tu atención todo el tiempo. En este sentido los triciclos, motos o quads de Feber pueden ser de gran ayuda. Otra buena solución es jugar con juguetes que incluyan arena y agua como el Feber Play Island Table y juegos con pelota como el Feber Sports Cube que incluye 3 deportes: fútbol, baloncesto y golf.

¿Y si llueve y no podéis salir a la calle? Las manualidades son tu mejor aliado. Dibujar bichos, pintar conchas, clasificar piedras, ¡lo que se te ocurra con tal de que libere energía manipulando pinturas, tijeras y pegamento mientras se centra en algo! Incluso puedes pedirle que te eche una mano en tareas domésticas como barrer. Eso sí, recuerda, siempre en un ambiente sin mucho ruido.

juguetes_personalidad_niños.interior

Niño tranquilo

Con los peques con mucha pachorra, lo mejor es adaptarse a su ritmo. Puede que al principio te saque de quicio pero piensa en las innumerables ventajas que tiene este modo de ser. Conviene, de todas formas, que juguemos con ellos para estimularles y motivarles a que toquen, curioseen y conozcan el mundo exterior para no quedarse atrás.

Si es pequeño, opta por juguetes con muchas luces y sonidos y a poder ser rojos. Diversos estudios han demostrado que el color del juguete influye en la personalidad, y en el caso del rojo, genera dinamismo e incita el movimiento. Cuando sea un poco más mayor, los juguetes que le ayuden a explorar su creatividad son perfectos. Nancy, escuela de maquillaje, la línea Magic Artist o Glitza son buenos ejemplos.

Niño distraído

A los peques que les cuesta centrarse en una cosa, que andan de un lado para otro sin terminar nada, hay que estimularles su capacidad de concentración. Tendrás que armarte de paciencia porque si le regañas por no finalizar sus tareas podría sentirse fracasado. Asegúrate que duerme lo suficiente, mírale a los ojos cuando le des indicaciones, haz que siga una rutina en un ambiente sin distracciones y anímale a hacer memoria de lo que ha hecho durante el día, pidiéndole que lo explique con frases cortas.

En cuanto a los juegos más apropiados, hay infinidad de cartas que estimulan su memoria, por no hablar de juegos de mesa e incluso el juego de patio “Simón dice…”. También puedes recurrir al “Veo, veo”, los juegos de diferencias, los laberintos, las series numéricas o las nuevas aplicaciones para tablet y smartphone de Barriguitas.

Niño egoísta

¿Cuántas rabietas se ha cogido tu hijo gritando “¡Esto es mío, esto es mío”? De los 2 a los 6 años los niños aprenden poco a poco que en su mundo existen los demás y hay que enseñarles a encontrar el equilibrio entre su propia identidad y convivir con más personas.

Para hacerlo, además de fortalecer sus relaciones sociales, es importante que le dejes claro lo que es suyo, lo que es de todos y lo que no se puede tocar. Si te sirve, pon etiquetas con su nombre en los juguetes y recuérdale lo divertido que es compartir y lo contento que estará él y todos a su alrededor si es generoso. Muéstrale también los beneficios de intercambiar, lo puedes hacer, por ejemplo, con chuches diciéndole: “Te cambio un chupa chups por un chicle”.

Además también debes reforzar su empatía. Con PinyPon le puedes ayudar a reconocer emociones. Cada uno de estos muñecos lleva dos caras intercambiables que reflejan desde alegría a vergüenza. Cuando juegue, señálale las caras para ver si es capaz de ver cómo se sienten los demás. Por otro lado, también es un juguete fantástico porque invita a los niños a crear historias y resulta más divertido si juegan con otros. Esto implica tener que compartirlo y llegar a acuerdos para jugar.

¿Qué forma de ser tiene tu hijo? ¿Qué juguetes le das para que aprenda a gestionarla?

Photo Credits: Famosa

 

CATEGORÍAS: JUGANDO JUNTOS  |  TAGS: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
ARTICULOS RELACIONADOS
Los mejores libros infantiles de 2016
Animal Babies Nursery: amor a primera vista
Herramientas para niños con necesidades especiales
DEJA UN COMENTARIO
*Nombre:
*Email:
Website:
Comentario:

COMENTARIOS (3)
M. Rodrigo Brao 2015-03-25 15:10:02
Me alegra que te gusten los vídeos, Maurenzarate
maurenzarate 2015-03-25 14:18:43
sus videos son bacanos juuuuu
Deja que tu hijo decida qué ropa ponerse | The ToyBlog 2015-03-23 08:01:44
[…] su individualidad: Desde muy pronto los niños se dan cuenta que la ropa es un modo de identificarse como individuos. No pasa nada porque tu hijo quiera combinar colores que no pegan nada, déjale. No le impongas tus […]