Español
English
Italiano
La importancia de hablar en público
0 COMENTARIOS
24 junio, 2015  |  Escrito por Carlota Nelson

En el colegio, a los niños se les obliga a estudiar muchas asignaturas y algunas tan difíciles como pueden ser las matemáticas, la física o la química. Sin embargo, aprender a hablar en público, con lo importante que es, no está incluido en el currículo escolar. Hoy, en The Toy Blog, te ofrecemos las claves para enseñarles cómo. Por que recuerda, la oratoria no es un don. Es un arte que se aprende.

Gracias a la oratoria, los pequeños logran desarrollar habilidades importantes como el saber organizarse, debatir, argumentar o defender una idea. La persuasión y el liderazgo también se cultivan hablando en público. Por eso es necesario que aprendan a perder el miedo y saber comunicar una idea.

Está comprobado. De cara al futuro, los niños que reciben una educación que integra las claves de la oratoria tienen muchas más posibilidades de destacar a la hora de integrarse en un nuevo equipo, hacer presentaciones, buscar un trabajo o incluso de montar su propia empresa. Con tantos beneficios, cabe preguntarse ¿por qué no se integra de manera oficial en el currículo escolar?

Fran Carillo, fundador y director de La Fábrica de Discursos, asegura que el sistema educativo español tiene “un gran problema de foco. Los jóvenes son el futuro, y habría que invertir en ellos. Casi puedo afirmar que la oratoria es tan importante como la carrera que estudies. Elijas la formación que elijas, tendrás que comunicarte, expresar tus ideas y establecer argumentos.”

Aprender a hablar en público requiere mejorar el tono de voz, la postura, el control del tiempo, elegir los temas y el vocabulario para transmitir la idea. Aquí te contamos cómo empezar a practicarlo en casa.

2923015579_ccc622ac4a_z

Claves para aprender a hablar en público

Leer, observar, escuchar y practicar son cuatro ingredientes fundamentales a la hora de aprender a hablar en público. La técnica consiste en saber transladar una idea para que se entienda, se recuerde y permanezca. Pero antes, los pequeños tienen que aprender a desinhibirse, a no tener miedo y a creer en ellos mismos.

Desde pequeños podemos ayudarles a aprender poemas, rimas y canciones. A través de la lectura y la repetición en voz alta, su capacidad de concentración aumenta y se fomenta su autoestima.

Adiós al miedo. Sé un ejemplo a seguir y anímales a hablar sobre un tema que les interese, delante de un de grupo de amigos o familiares. Un ejemplo podría ser: “El recreo/El Verano, ¿por qué debería ser más largo?”

Otra buena idea consiste en ponerles ejemplos de presentaciones o debates, siempre y cuando sean amenos y hablen de algo que a los niños les resulte interesante. En internet, hay una infinidad de vídeos que ayudarán a inspirar a los tuyos. Aquí va un ejemplo de cómo un niño de 14 años logra la atención de un teatro entero en una charla Ted. Recuerda que todo el contenido de Ted Talks ofrece subtítulos en español.

En clase también se puede hacer este tipo de ejercicio. Una vez decidido el tema y a modo de ensayo, cada uno dispone de 10 minutos para preparar lo que se va a decir. Puedes incluso poner reglas como: quedan excluidas expresiones o palabras como: y, así que, más…

Es importante que mientras uno hable, los demás aprendan a escuchar con atención. Resulta primordial motivarles al darles la enhorabuena y aplaudir su esfuerzo. Los niños también tienen que aprender a no tener miedo de preguntar cuando no hayan entendido algo o quieran más información.

En este link, puedes acceder a este artículo titulado “10 pasos sobre cómo enseñar a tu hijo a hablar en público.”

¿Crees que la oratoria debería ser una asignatura obligatoria? Tus hijos, ¿tienen miedo de hablar en público?

Photo Credits: WoodleyWonderworks

 

CATEGORÍAS: JUGANDO JUNTOS  |  TAGS: , , , , , , , , , , , , , , , ,
ARTICULOS RELACIONADOS
Los mejores libros infantiles de 2016
Animal Babies Nursery: amor a primera vista
Herramientas para niños con necesidades especiales
DEJA UN COMENTARIO
*Nombre:
*Email:
Website:
Comentario:

COMENTARIOS (0)