Español
English
Italiano
Masajes para bebés
1 COMENTARIOS
15 abril, 2014  |  Escrito por Carlota Nelson

El masaje es una manera más en la que papá y mamá pueden transmitir afecto y ternura a su bebé. También es una forma de conocer mejor y de captar más rápidamente sus estados anímicos. Los masajes proporcionan una infinidad de beneficios tanto a los padres como al bebé. Además de relajarle, ofrece bienestar físico y emocional y sirve para prevenir y aliviar molestias como los cólicos o gases.  Pero, ¿cuándo, cómo y dónde se puede masajear a un bebé? Para poder disfrutar al máximo de estos momentos, aquí van una serie de consejos sobre los masajes infantiles.

Dónde. Realmente se puede dar masajes en cualquier lugar. Pero lo ideal es en una habitación a unos 25 grados de temperatura y sobre una toalla o manta blandita y suave. Quítale la ropa, deja el pañal y a disfrutar.

Cómo dar masajes. Es importante no hacer mucha presión y los movimientos han de ser muy suaves y lentos. Coloca los dedos sobre los párpados y hazte un masaje rotatorio. Esta es la cantidad de presión con la que has de masajear a tu bebé.  Utiliza las yemas de los dedos para las zonas del cuerpo que son más pequeñas y la palma de la mano para las demás. Se puede utilizar una crema de cuerpo para bebé o aceite de uva o semilla. Cualquier aceite que no sea graso y sean fácilmente absorbibles son los mejores.

En el caso de que tu bebé esté sufriendo de cólicos, se debe hacer uso de la palma de la mano bien abierta y realizar movimientos rotatorios sobre el abdomen, en el sentido de las agujas del reloj y de arriba abajo.   No es recomendable masajear la zona del cordón umbilical.

2861545028_7820025d92_b

¿Cuándo se deben dar masajes? A cualquier hora del día. Al vestirlo, al cambiarle el pañal, después de darle de comer… Cuándo le das un masaje depende de ti. Sin embargo, después del baño o antes de acostarse son momentos perfectos ya que ayudarán al bebé a relajarse para conciliar el sueño.  Recuerda no dar masajes si estás nerviosa o alterada.

En el caso de que tu bebé tenga gases, sujétale suavemente los pies y sube sus rodillas. Al hacer movimientos rotatorios con sus caderas, ayudará a que el bebé libere sus gases.

¿Qué partes del cuerpo puedo masajear?  Puedes masajear todo el cuerpo de tu bebé salvo los puntos blandos de la cabeza. Detrás de las orejas,  alrededor de las cejas, los párpados, mejillas y mentón. El abdomen, las piernas, la  espalda, el culito, la nuca y el pecho. Recuerda usar las yemas de los dedos, sobre todo cuando masajeas su carita y otras zonas de su cabeza.

Duración. Puedes empezar a masajearle durante 10 minutos aproximadamente. Si ves que le gusta, no hay un tiempo límite. El bebé será el que te hará saber cuando ya no quiera más.

Ahora solo toca integrar los masajes en el día a día del cuidado de tu bebé para que disfrutéis juntos.

¿Tienes experiencia dando masajes a tu bebé? ¿Cómo lo haces tu? ¿Qué hay que tener en cuenta? Nos encantará recibir tus noticias.

Photo Credits: Valentina Powers

Photo Credits: Andrew Malone

 

CATEGORÍAS: JUGANDO JUNTOS  |  TAGS: , , , , , , , ,
ARTICULOS RELACIONADOS
Los mejores libros infantiles de 2016
Animal Babies Nursery: amor a primera vista
Herramientas para niños con necesidades especiales
DEJA UN COMENTARIO
*Nombre:
*Email:
Website:
Comentario:

COMENTARIOS (1)
Alternativas a la Medicina Tradicional | The ToyBlog 2014-06-06 11:04:12
[…] Cuando se trata de la salud emocional, el amor y el cariño es la mejor medicina. La prueba es que la falta crónica de afecto disminuye la inmunidad y aumenta la posibilidad de malnutrición. La falta de afecto y cariño facilita los accidentes. El contacto directo de la piel no solo es gratificante para los niños sino para los padres y crea vínculos más fuertes. Las caricias y los masajes son un buen antídoto y solo requiere un poco de tiempo y amor. Para saber cómo darle un masaje a tu hijo, pincha aquí. […]