Español
English
Italiano
Mi hijo prefiere jugar solo. ¿Es normal?
1 COMENTARIOS
24 abril, 2014  |  Escrito por Carlota Nelson

¿Te preocupa que tu hijo prefiera jugar solo?  Pues, te alegrará saber que no solo eres la envidia de toda madre y padre, sino que es algo muy positivo ya que potencia su auto-estima, su imaginación y su habilidad de poder relacionarse con el mundo sin tener que llamar a papá y a mamá cada vez que se aburre. El juego individual es una parte esencial del aprendizaje.

Desde que nacen hasta que cumplen los tres, los niños aprenden de muchas maneras: jugando contigo, interactuando con otros niños y explorando el mundo por su cuenta. Organizar fiestas o reuniones infantiles en casa o en el parque con la familia o amigos está muy bien pero, es igual de importante dejarles solos aunque te parezca aburrido. Recuerda que para un bebé, pasarse un rato mirándose al espejo fijamente o fascinado por las formas de un móvil, es puro entretenimiento.  Y los más mayores pueden pasarse horas entretenidos metiendo y sacando cosas de una caja de cartón. Si aún no logras separarte ni un minuto antes de que tu hijo te llame la atención, estas claves te ayudarán a potenciar el juego individual y desarrollarlo de forma sana y positiva:

Jugando Juntos. Incluso cuando juegas con tu hija, intenta dejar que haga las cosas a su manera. No te lances a recoger el balón cuando se le escapa y no te apresures a quitarle un juguete cuando parece estar frustrada. Puede hacerle entender que vas a estar ahí siempre que te necesite.

9518052408_8bbc25c423_b

Interés. No esperes que los niños de 1 año jueguen solos más de 15 minutos. Pero si desde pequeños les damos oportunidades de fomentar el rato que pasan solos, mucho mejor. Deja que tu hija se ponga a jugar con algo que le interese. Una vez que esté felizmente ocupada, aléjate un poco. Si requiere tu atención lanzándote un juguete o una muñeca, devuélveselo, sonríe y continua con lo que estabas haciendo. Sin dejarla sola o desatendida, sigue aumentando esa distancia física y mental.

Los niños pequeños necesitan estructura y dirección. No se trata de rodearla de juguetes aunque sean sus favoritos. Esto solo le abrumará. Es mejor estructurar sus actividades de una en una y volver a involucrarla en lo que estaba haciendo. Por ejemplo, si pierde interés con sus bloques de madera, no te pongas a jugar con ella inmediatamente. Comenta lo bien que ha colocado sus bloques y pregúntale si puede apilar otro. Si tu hija es hiperactiva, no dejes de leer esto.

Rutina. Es importante incorporar el tiempo que pasan solos en la rutina diaria. Si han transcurridos apenas unos minutos desde que la has dejado en su habitación y te reclama, no corras a su lado. Dale la oportunidad de aprender a estar sola y de resolver sus frustraciones a su manera.

No decidas. A veces bombardeamos a nuestros hijos con ideas y juegos, sobre todo si les vemos sentados allí, aparentemente aburridos. Pero es importante que elijan a lo que quieren jugar y tomen sus propias decisiones.  Puedes ayudarle a pensar en ideas para luego dejarles solos. “¿Qué podemos hacer con todas estas muñecas?” “¿Cómo te podrías disfrazar con esta ropa y sombreros?” “Con estas telas podrías hacer una tienda de compaña o una casita. ¿Por qué no lo pruebas?” La próxima vez, recordarán estas ideas y posiblemente se inventarán nuevas formas de jugar. Si quieres ideas sobre cómo hacer disfraces en casa, haz click aquí. 

¿Tu hijo juega solo o te requiere a cada instante? Comparte tu experiencia.

Photo Credits: Mike Baird

Photo Credits. Alexandra Zakharova

 

CATEGORÍAS: JUGUETEANDO  |  TAGS: , , , , , , , , , , , ,
ARTICULOS RELACIONADOS
Cómo evitar que se muerda las uñas con Nancy Escuela de uñas
Demuestra tu amor con los peluches de I Love You
¡Ponte al volante de un Range Rover con el móvil!
DEJA UN COMENTARIO
*Nombre:
*Email:
Website:
Comentario:

COMENTARIOS (1)
¿Cuál es el mejor campamento para mi hijo? | The ToyBlog 2014-06-24 13:59:06
[…] según se mire. Se recomienda a partir de los 7 años pero hay que atender a cómo es nuestro hijo. Si es un niño independiente, ya ha estado fuera de casa alguna vez o incluso te lo ha pedido porque va a un amigo, puede ser […]