Español
English
Italiano
Mi hijo va al Psicólogo
0 COMENTARIOS
4 marzo, 2014  |  Escrito por Juguetes Famosa

Ir al psicólogo todavía tiene connotaciones negativas y puede ser percibido como algo a evitar, aunque no tengamos muy claro el por qué; y precisamente ese es el problema. Añadir a nuestros hijos a la mezcla solo genera más confusión y sentimientos encontrados, pero no podemos permitir que un bosque de desconocimiento nos impida ver el sol. ¿Quieres derribar con nosotros los mayores mitos sobre la psicología?

La labor de los psicólogos hoy en día incluye luchar contra el estigma que el cine y la televisión arrojan sobre ellos. Si preguntamos a alguien que nunca haya pisado una consulta de psicología, hay muchas probabilidades de las ideas “diván” y “analizar tu vida desde bebé” se repitan constantemente.

Tendemos a confundir psicología con psicoanálisis, que es solo una de las muchas ramas de la psicología. Además, ni siquiera es la más popular hoy en día, aunque guionistas y productores sigan empeñados en decirnos lo contrario.

La confusión entre psicología y psicoanálisis nos lleva al segundo mito: quien va al psicólogo es porque no está bien de la cabeza. Esta es la verdadera razón por la que nos avergonzamos de ir al psicólogo. Sentimiento que no podemos transmitir a nuestros hijos, ni siquiera con acciones veladas.

Ante un accidente o una enfermedad, acudimos al médico para que ponga solución a esa situación particular. Ante un trauma o una depresión, buscamos al psicólogo con el mismo fin, pero los psicólogos no son médicos; la rama de la medicina que se ocupa de la mente es la psiquiatría. Los psicólogos son más parecidos a entrenadores personales, que ahora llamamos coaches.

Lo cierto es que la salud mental no se aleja mucho de la salud física, algo que todos podemos comprender más fácilmente. Si comemos mal, tenemos malos hábitos y no hacemos nada de ejercicio es una mera cuestión de tiempo que el sistema empiece a fallar. Si vivimos bajo estrés constante, mantenemos una relación tóxica o soportamos bullying o mobbing durante demasiado tiempo, la mente también termina por fallar.

Un psicólogo no es solo la persona encargada de ayudarte a perder fobias y superar traumas, sino quién te puede ayudar a lograr una mejor salud mental y a prevenir esas situaciones. Las ramas de la psicología más estudiadas y empleadas hoy en día buscan modificar nuestro comportamiento y sentimientos en el presente. Freud y el psicoanálisis están pasados de moda.

8771398278_fbdb467683_z

Si un amig@ te dice que va a empezar a cuidarse, y se apunta a un gimnasio o acude a un nutricionista, no es probable que te parezca una derrota. Quiere mejorar y necesita ayuda profesional en ámbitos que no domina. Nacemos con un cuerpo sin desarrollar que necesita atención y cuidado constante, ¿por qué nuestra mente iba a ser distinta?

Acudir a un psicólogo es la misma situación, aunque nos cueste más verlo.  No hay por qué esperar a que el problema se convierta en algo grave si con algo de ayuda podemos atajar las causas en lugar de corregir las consecuencias que ya estemos padeciendo.

El papel que nosotros o nuestros hijos pensamos que jugamos en este mito ayuda a que perdure en el tiempo; un psicólogo te cambia la vida sin tú tener que hacer nada. Tras contarle de qué color fue la primera camiseta que te compró tu madre, te ofrecerá su receta mágica para la felicidad. Eso se llama gurú, y no son muy comunes ni siquiera en la India. El psicólogo es el guía, pero el camino de baldosas amarillas debe andarlo cada cual.

Photo credit: Graham King

Photo credit: United Way of the Lower Mainland

 

CATEGORÍAS: JUGANDO JUNTOS  |  TAGS: , , , , , , , , ,
ARTICULOS RELACIONADOS
Los mejores libros infantiles de 2016
Animal Babies Nursery: amor a primera vista
Herramientas para niños con necesidades especiales
DEJA UN COMENTARIO
*Nombre:
*Email:
Website:
Comentario:

COMENTARIOS (0)