Español
English
Italiano
Nuestros hijos, ¿tienen demasiada vida social?
3 COMENTARIOS
4 noviembre, 2014  |  Escrito por Carlota Nelson

Como os comentamos en nuestro post “¿Son buenas las clases extra escolares?” y “Deberes de clase en casa ¿si o no?” los padres deben mantenerse alerta y darse cuenta de si sus hijos se sienten abrumados por tanta actividad y deberes en exceso. Un niño abrumado suele sentirse cansado, ansioso, triste. Se queja de dolores de cabeza o de estómago, no duerme bien, está inapetente y su capacidad de rendimiento escolar baja. Demasiadas clases extra escolares o deberes no solo afecta sus notas sino el tiempo que pasa en familia y entre amigos, algo muy necesario para su buen desarrollo emocional.

Sin embargo, este estrés no solo lo produce un exceso de clases y deberes. Un niño se puede sentir igualmente abrumado por tener demasiada vida social. Y como somos nosotros, los padres, los que tenemos que encargarnos de su agenda y llevarles de aquí para allá, también nos afecta. Tu hijo ¿tiene demasiada vida social? Sigue leyendo para descubrir cómo organizarse mejor y cuanta vida social es realmente necesaria y suficiente.

Está claro. Los niños necesitan jugar y socializar. No solo porque mejora sus habilidades físicas (equilibrio, agilidad, tono), su capacidad sensorial, comportamiento social y su auto-estima. Sino porque jugar promueve y estimula el desarrollo y ayuda a que los niños aprendan mejor y más rápido.

Pero también necesitan estar en casa, echar una mano con las tareas, hacer planes en familia y sí, además, tienen que saber aburrirse. 
La doctora, Teresa Bolton, experta en el impacto de las emociones en el comportamiento y el aprendizaje infantil, asegura que la idea de que los niños deben estar constantemente entretenidos puede incluso dañar el desarrollo de su imaginación. 

14730029981_682487c7ca_k

¿Qué podemos hacer para organizarnos mejor?

Limitar actividades. Dependiendo de la edad, las clases extra y deberes que tenga, procura limitar sus actividades sociales a una o dos veces por semana, sobre todo si su carácter, su rendimiento escolar o su sueño se ven afectados. Recuerda que es importante priorizar y saber decir No.

Crea un Calendario. Que sea grande y esté a la vista de todos. Y si hay espacio vacíos o huecos, déjalos estar.  Y recuerda, no pasa nada, si se saltan la clase de baile o la tarde de juego organizada en casa de su amigo.

Tiempo libre para todos. Además del trabajo, organizar la vida de nuestros hijos fuera del cole deja muy poco tiempo para estar en familia. Cuando hagas el calendario, recuerda dejar tiempo libre para disfrutar en casa y en familia. Por lo menos dos o tres veces por semana, intenta organizar tardes divertidas haciendo algo que a todos os guste.

Presión Social. Al igual que es importante mantenerse activo, todos necesitamos poder relajarnos para desconectar y simplemente no hacer nada. Además, no todo el estímulo y juego tiene que venir de fuera. Por muy positivo que te parezcan los planes sociales de tus hijos, procura no forzarles a participar en actividades o eventos para los que no está preparado, no tiene tiempo o no quiere hacer. Los niños necesitan ratos libres y desestructurados. Presionarles es mucho peor. No pasa nada si no van a la fiesta de disfraces o al tercer cumpleaños de la semana.

Ser un buen ejemplo.  ¿Cómo te organizas tu? ¿Tienes demasiados compromisos sociales? ¿Tu vida social afecta tu vida familiar o tu descanso? ¿Sabes decir que no? Recuerda que somos el espejo en el que se miran nuestros hijos.

¿Crees que tus hijos tienen demasiada vida social? ¿Cómo os organizáis? Comparte tu experiencia con nosotros y con nuestros lectores.

Photo Credits: David Goehring

Photo Credits: Epsos.de

 

CATEGORÍAS: JUGANDO JUNTOS  |  TAGS: , , , , , , , , , , , , , ,
ARTICULOS RELACIONADOS
Los mejores libros infantiles de 2016
Animal Babies Nursery: amor a primera vista
Herramientas para niños con necesidades especiales
DEJA UN COMENTARIO
*Nombre:
*Email:
Website:
Comentario:

COMENTARIOS (3)
¿Por qué los niños deben jugar con el agua? | The ToyBlog 2015-07-08 09:50:33
[…] Desarrollo emocional y social: El agua ayuda a aliviar tensiones ya que permite a los niños liberar emociones salpicando, deslizándose y chapoteando. Además, una guerra de pistolas de agua por equipos, una carrera de cubos de agua o el juego de Marco Polo en la piscina son actividades que permiten a los niños aprender a jugar de manera cooperativa. […]
Carlota Nelson 2014-11-26 17:43:10
Muchas gracias por escribirnos, Daniela! Comentarios como los tuyos nos dan mucha fuerza y energía! En EEUU, a estos padres, los que llenan la vida de sus hijos con planes y actividades constantes, se les llama Helicopter Parents. Es español sería Padres Helicópteros o Híper Padres porque se encuentran "encima de sus hijos las 24 horas". Nos alegramos mucho de que tu puedas dedicar a tus hijos el tiempo que se merecen y que juegues con ellos en familia. Al final, eso es lo que más necesitan, sobre todo cuando son chiquitos. Enhorabuena Daniela! Un abrazo fuerte!
daniela 2014-11-26 11:26:34
Cuanta razón tienes, cada vez más agobiamos a los niños con actividades pensando que es lo mejor para ello, que aprendan cosas nuevas, con la escusa que el deporte es muy bueno, la música los relaja, etc... Debemos dedicarles más tiempo, jugar con ellos en familia o que jueguen solos en casa con los hermanos. Como tengo una empresa de animaciones infantiles y 2 niñas preciosas ( de 3 y 10 años)y dedico mucho tiempo a los niños, se como tratar con ellos, veo cuando necesitan más atención.