Español
English
Italiano
Por qué cometer errores es bueno
1 COMENTARIOS
12 noviembre, 2014  |  Escrito por Carlota Nelson

Es ley de vida: todos nos equivocamos. Los errores son parte del aprendizaje de todo ser humano y cada error que cometemos nos obliga a re-pensar y descubrir nuevas formas de llevar a cabo la tarea en cuestión. Y los niños no son una excepción. Aprenden gracias al ensayo y error. Ya sea sirviéndose un vaso de leche, haciendo un examen o atándose los zapatos, los niños necesitan equivocarse para aprender a hacerlo bien. De hecho, estudios recientes demuestran que su aprendizaje mejora al cometer errores. Sigue leyendo para saber cómo podemos ayudar a nuestros hijos a aceptar sus errores y aprender de ellos.

En una sociedad tan competitiva como la nuestra, sin apenas tiempo para jugar y estar en familia, tendemos a sobre proteger a nuestros hijos y quizás, a exigirles demasiado. Muchos padres creen que la forma de ayudar a sus pequeños es corrigiéndoles los deberes o un dibujo, haciéndoles memorizar una y otra vez un texto, o elogiándoles de manera sistemática. Pero está demostrado que todo esto causa mucho estrés en los niños y es contraproducente.

Carol Dweck, profesora en la Universidad de Stanford, llevó a cabo una investigación, publicada en la revista Scientific American, que demuestra que los padres que tanto corrigen o elogian a sus hijos, no por su esfuerzo sino por su inteligencia, de forma incondicional les hace menos persistentes y más débiles a la hora de enfrentarse a obstáculos o resolver problemas.

Elogia su esfuerzo, no su inteligencia. Los niños que son elogiados por el esfuerzo que hacen, trabajan más y no se desaniman a pesar de cometer errores. Por lo contrario, los niños elogiados por lo listos que son tienden a ver en sus errores una señal de fracaso.

 

En su libro Mindset: The New Psychology of Success, Dweck sugiere que halagar demasiado a los hijos es igual de malo que corregirles los deberes ya que al hacerlo, pierden la oportunidad de aprender.

El miedo a equivocarse. Todos podemos intentar evitar cometer errores pero si ocurren, no pasa nada. El miedo a equivocarse nos previene de probar algo nuevo, de hacernos preguntas y de intentarlo otra vez. El truco consiste en aprender del error y saber cómo mejorar. La próxima vez que tu hijo se equivoque, en lugar de echarle la culpa, pregúntale por qué cree que se equivocó y qué haría para evitarlo. Ayúdale a buscar la solución.

11665939334_5be69ae5ef_k

Huye de la Perfección. Tu hijo no es perfecto y esta verdad no solo hay que aceptarla sino dejarle claro que tampoco esperas esto de él. Háblale de los errores que tu mismo has cometido. Cuéntale lo que pasó y cómo aprendiste de ello.

Otra manera de huir de la perfección es simplemente dejarles hacer. Ya sea una manualidad, un experimento o los deberes, procura no corregir lo que estén haciendo. Si se equivocan, anímales a encontrar otra solución. Y si van perdiendo a un juego de mesa, no les dejes ganar. Ganar sin motivo es lo mismo que perder.  Ganan más cambiando de estrategia y aprendiendo de los demás.

Responsabilizarse del Error. Cuando un niño se equivoca suele echarle la culpa a otro. Sobre todo si sabe que sus padres se van a llevar un disgusto tremendo al enterarse. Motívale a admitir que se ha equivocado y a responsabilizarse de ello. Y si su error ha hecho daño a otros, enséñale a pedir perdón. ¿Cómo? A través del ejemplo. ¿Qué haces cuando te equivocas? ¿Cómo reaccionas ante un error? Recuerda que eres el espejo en el que se miran tus hijos.

No hay mal que por bien no venga. Muchas veces lo que creemos que es un error no lo es. Sino que se eligió  una estrategia que no funcionó. El camino que se siguió no  dio los resultados que esperabas querías y tuviste que plantear una nueva manera de enfocar el problema. A eso se le  llama explorar y descubrir. Thomas Edison, inventor y emprendedor, dijo: “No fracasé, sólo descubrí 999 maneras de como no hacer una bombilla.” La próxima vez que tus hijos se equivoquen, hazles ver que quizás no haya sido un error.

¿Te han gustado estas sugerencias? ¿Cómo enseñas a tus hijos a aprender de sus errores? Comparte tu experiencia con nosotros.

Photo Credits: Richard Elzey

Photo Credits: M Yahsna

 

CATEGORÍAS: JUGANDO JUNTOS  |  TAGS: , , , , , , , , , , , , ,
ARTICULOS RELACIONADOS
Los mejores libros infantiles de 2016
Animal Babies Nursery: amor a primera vista
Herramientas para niños con necesidades especiales
DEJA UN COMENTARIO
*Nombre:
*Email:
Website:
Comentario:

COMENTARIOS (1)
“Mamá, eso no me lo pienso poner.” | The ToyBlog 2014-11-25 08:03:23
[…] Desde pequeños, los niños aprenden equivocándose. Tal y como comentamos en nuestro post : “Por qué cometer errores es bueno” los niños necesitan probar experimentar e equivocarse para aprender. Nuestros hijos han ido […]