Español
English
Italiano
¿Por qué es importante la inteligencia emocional?
1 COMENTARIOS
30 junio, 2015  |  Escrito por Carlota Nelson

Cultivar la inteligencia emocional en nuestros hijos tiene tantos beneficios que, hacerlo debería ser uno de nuestros objetivos más inmediatos.  Cuando se desarrolla este tipo de inteligencia se logra gestionar las emociones de forma saludable y se aprende a aceptarse a uno mismo y a los demás.  ¿Sabías que los niños que aprenden inteligencia emocional están más y mejor preparados para el futuro? Sigue leyendo para descubrir por qué es importante y cómo cultivar la inteligencia emocional en los más pequeños.

Ser emocionalmente inteligente requiere cultivar habilidades que permiten apreciar y expresar nuestras propias emociones. Y según el psicólogo Edward Thorndike, quien ya hablaba de la inteligencia emocional en 1920, es saber actuar sabiamente en las relaciones con los demás porque implica entender las emociones de los otros y utilizar esa información para guiar nuestra forma de pensar y nuestro comportamiento.

¿Qué podemos hacer para educar a nuestros pequeños en la inteligencia emocional? 

El primer paso es aprender nosotros mismos a ser emocionalmente inteligentes. Recuerda que somos el espejo en el que se miran nuestros niños y nuestro comportamiento es el que moldeará el suyo. Así que empieza a aceptar las emociones de tus pequeños y los tuyos y sobre todo, aprende a saber qué hacer con ellos.

Para aceptar nuestras propias emociones, es importante una buena dosis de empatía. Esta habilidad nos hace sentirnos acompañados y comprendidos. La próxima vez que se haga daño, esté enfadado o tenga una rabieta, no le distraigas de sus sentimientos ni los minimices o ignores diciendo cosas del estilo: “Venga, si es una tontería”  o “Ya eres mayorcito para estar llorando”. La solución es empatizar y darle un poco más de tiempo.

Aunque no estés de acuerdo con su manera de reaccionar o albergar cierto tipo de emoción, debemos demostrarles que les comprendemos y eso se hace escuchando y haciéndoles razonar. Pero a veces necesitan que les animemos a hablar con preguntas de este tipo: “Te noto muy enfadada. ¿Qué te pasa?” o “Cuéntame lo que te ha pasado. Me interesa saber por qué estás tan triste. Quizás pueda ayudarte.”

EI2

Para hacerles razonar, es necesario ayudarles a resolver problemas pero sin que nosotros lo dirijamos. Es importante que sepan que estamos allí para apoyarles pero son ellos los que han de solucionar sus conflictos. “¿Qué crees que deberías hacer?”, “¿Cómo vas a solucionarlo”, “Si volviera a ocurrir, ¿qué cambiarías?”. Este tipo de pregunta puede guiarles a reflexionar y razonar.

Respeta y confía en sus instintos. Cuando un niño no quiere hacer algo – desde no ir a casa de un compañero de clase a no querer hablar con un extraño – pregúntales por qué, escucha y deja que tomen su propia decisión. Esto hará que confíen más en su intuición y aprendan a identificar lo que no les gusta.

Comparte tus emociones para enseñarles que no son los únicos que pueden albergar sentimientos de enfado, tristeza, rabia, odio…  “Todo el mundo, a veces, se siente así. Es normal. Yo también me enfado o me pongo triste. Aquí estoy si quieres hablar de ello.” Solo el hecho de que se sientan comprendidos por ti y el poder hablar de ello ayuda a disipar sus emociones.

Jugar. Jugar no solo es saludable y necesario, sino que les ayuda a explorar sus conflictos y emociones. Como padres podemos motivarles a participar de los juegos de rol. Tal y como te contamos en “Cosas que podemos aportar mientras jugamos con nuestros hijos” con la ayuda de sus muñecos, podrás observar y descubrir cómo se sienten sobre si mismos y sobre los demás y cómo se relacionan.

Otras cosas que podemos aportar a nuestros hijos incluye darles la oportunidad de:

  • Observar las emociones de otros
  • Interactuar en situaciones sociales distintas
  • Leer libros y ver películas apropiadas en las que los personajes experimentan una variedad de emociones y hablar con ellos sobre cómo gestionan lo que les sucede.

Recuerda que los niños también nos enseñan lecciones importantes como saber vivir al día, ser más valientes y disfrutar de la vida con mucha más intensidad. Solo hay que saber observar y escuchar.

Photo Credits: Myaccountnice

 

CATEGORÍAS: JUGANDO JUNTOS  |  TAGS: , , , , , , , , , , , , , , ,
ARTICULOS RELACIONADOS
Los mejores libros infantiles de 2016
Animal Babies Nursery: amor a primera vista
Herramientas para niños con necesidades especiales
DEJA UN COMENTARIO
*Nombre:
*Email:
Website:
Comentario:

COMENTARIOS (1)
Enseñar los colores con juguetes | The ToyBlog 2015-07-28 10:01:27
[…] Sin embargo, mientras esperas a que el niño tenga plena disposición para aprender los colores, hay algunas cosas que puedes ir haciendo para ayudarle a desarrollar este conocimiento. […]