Español
English
Italiano
¿Qué aprende mi hijo cuando juega con muñecas?
0 COMENTARIOS
16 noviembre, 2015  |  Escrito por María Vedia Tercero

Las muñecas son un fantástico juguete con el que los niños (sí, los chicos también), deberían tener la oportunidad de jugar. Enseñan a tu hijo a conocerse a sí mismo y el mundo que le rodea. Sin embargo, en la mayoría de los casos, cuando vemos a nuestro hijo jugando con muñecas, nos angustiamos. Tal y como apunta el psicoterapeuta Jonathan Alpert, en este artículo del Huffington Post, ésta es una preocupación muy habitual entre los padres. Se debe al miedo. Miedo a que si nuestro hijo desarrolla interés por peinar a una Nancy, cuidar a un Nenuco o vestir a Barriguitas, se está inclinando hacia la homosexualidad. Y, tememos ser los responsables de esa orientación sexual, de ver sufrir a nuestro hijo ante el rechazo social. Pero, que te quede claro: Jugar con muñecas, siendo niña o niño, es normal.

¿Por qué mi hijo juega con muñecas?

Jugar con muñecas no es diferente a otro tipo de juegos. Forma parte del desarrollo normal del niño, permite que dé rienda suelta a su imaginación y a su creatividad. Dormir a sus muñecas, darles de comer o expresar lo guapas que son, muestra el lado tierno del niño y en opinión de Jonathan Alpert, “Esto debería ser positivo para los padres, no temido”. Además, con toda probabilidad, tu hijo está imitando las conductas que observa en casa, y ten presente que cuidando a su muñeco, no te está mostrando su orientación sexual sino que está aprendiendo a ser responsable.

Fuera prejuicios

Socialmente, nos empeñamos en dictar lo que es “normal” para cada sexo, juguetes para niños y juguetes para niñas. Deberíamos cambiar el chip. Como ya apuntamos en el artículo ‘Cuando los niños desafían los roles de género’, los estereotipos son muy dañinos, e inconscientemente se los transmitimos a nuestros hijos.

Así lo refleja este post de la revista especializada Parents. Una mujer explica que a su marido no le gusta que su hijo juegue con muñecas. La respuesta del equipo de expertos es contundente. Este hombre asume que su hijo es menos masculino por elegir ese tipo de juguete, pero los psicólogos y terapeutas aseguran que, muy al contrario, ayuda a los niños a ser más empáticos y afectuosos a medida que crecen. Además, no permitiéndole jugar con muñecas, hará que el niño se sienta confundido y triste. La solución pasa por que este hombre comprenda que los juguetes no determinan la identidad sexual, y que es muy positivo que se siente a jugar con su hijo y sus muñecas. De este modo, le estará enseñando lo que significa ser un hombre de verdad, aquel no reprimido, capaz de expresar emociones como ternura y cariño, y no sólo fuerza.

mi-hijo-juega-con-munecas-es-normal.interior

¿Qué aprende mi hijo con las muñecas?

  • Habilidades cognitivas, motricidad fina y cuidado personal: A partir de los 2 o 3 años, los niños interactúan con la muñeca igual que el entorno interactúa con ellos. Esto quiere decir que a través del juego de imitación y simulación, le dan de comer, la visten y desvisten, la bañan, la acuestan. ¿Te has dado cuenta de lo importante que es esto? El niño va asimilando las rutinas y manipula elementos como el tenedor, el champú, etc. que luego aplicará en su día a día. Por no hablar de la ropa. Para un niño es un gran reto vestirse y desvestirse solo. Si lo aprende a hacer con sus muñecas primero, lo más seguro es que después no le cueste tanto. Además, las muñecas también pueden ayudarte a superar su miedo al agua o transmitirle ideas como que la hora del baño es divertida.
  • Desarrollo del lenguaje: Los juegos de imitación están basados en situaciones reales, así que imagina la cantidad de palabras cotidianas que puede aprender tu hijo, desde las partes del cuerpo, pasando por las prendas de ropa, hasta preposiciones o verbos como dormir, comer, beber, etc. Pero no sólo es una excelente actividad para mejorar su vocabulario, también les enseña conceptos básicos como los tamaños (pequeño/grande) o los colores. Por otro lado, también es un juguete fantástico para que aprenda a preguntar y responder, si tú le animas a hacerlo con frases como ¿Dónde está la muñeca?, ¿qué está haciendo?, ¿qué va a comer? o para mostrarle cómo comportarse e interactuar con los demás en situaciones sociales como ir al médico, al supermercado, etc.
  • Habilidades socio-emocionales: Jugando con muñecas, tu hijo aprende a querer a los demás y a demostrar sus emociones. Puede que quiera manifestar el cariño que recuerda de cuando era bebé o como se ve él en el mundo de los adultos. Ésta también es su manera de recrear cosas que han sucedido en su vida. Y si lo hace, es para comprender esas situaciones. En ocasiones también es su modo de tener control y poder. Piensa que a los niños les decimos constantemente lo que tienen que hacer y también es bueno que ellos aprendan a tomar decisiones en un ámbito seguro como el juego, donde ellos deciden las reglas.

 ¿Estás de acuerdo con que los niños deben jugar con muñecas? ¿Qué opinas?

 Photo Credits: Shutterstock

 

CATEGORÍAS: JUGUETEANDO  |  TAGS: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
ARTICULOS RELACIONADOS
Cómo evitar que se muerda las uñas con Nancy Escuela de uñas
Demuestra tu amor con los peluches de I Love You
¡Ponte al volante de un Range Rover con el móvil!
DEJA UN COMENTARIO
*Nombre:
*Email:
Website:
Comentario:

COMENTARIOS (0)