Español
English
Italiano
Saca el chef que llevan dentro
3 COMENTARIOS
18 septiembre, 2013  |  Escrito por Juguetes Famosa

Cocinar no es solo una de las más divertidas aficiones que practicar, con sabrosos resultados la mayoría de las veces, sino que forma parte de los conocimientos que debemos transmitir a nuestros hijos. No podemos dejar que la receta familiar con ‘la mejor tortilla de patata del mundo’ se pierda.

Abriremos una nevera y el fuego será de inducción, pero enseñar a nuestros hijos a cocinar y a alimentarse, a valerse por sí mismos, es algo que nos une a la mayoría de los seres vivos. Una obligación paterna y un placer si sabemos cómo enfocarlo.

Si tienes suerte, puede que tu hijo o hija nazca con un don para la cocina y tengas al próximo Arzak o a una nueva Ruscadella revoloteando bajo tu delantal pero si no es así, no te preocupes, porque convirtiéndolo en un juego todos los niños quieren mezclar, amasar y meter los dedos en el azúcar cuando su madre no está mirando.

Las mañanas del fin de semana son el momento perfecto para empezar a que se pringuen las manos en la masa; tus hijos seguro que se levantan casi a la misma hora que para ir al colegio, esperando su desayuno y ver los dibujitos. Arráncalos de la tele y comparte con ellos un momento especial.

El desayuno es genial porque no requiere mucha habilidad. Ten claro cómo debe ser un desayuno saludable y completo para los niños, pero es fin de semana y podemos hacer algo especial como huevos revueltos o tortitas, algo sencillo con lo que aprender a usar el fuego; aquí tienes una receta genial.

Sin obsesionarte, es necesario prevenir todas las posibles situaciones de riesgo, pero enseñando a tus hijos por qué el mango de la sartén nunca puede estar hacia afuera o que hay que encender la campana. Si no quieres que todavía entren en la cocina, no dejes por ello de ir animándoles a aprender a cocinar y a alimentarse bien. Échale un vistazo a las Comiditas Famoplay, que aunque de juguete, pueden hacer helados, chocolate y todo tipo de zumos y batidos naturales.

4711114742_353fe0d168_b

Todos los bizcochos y galletas, y en general toda la repostería, se presta a que contrates a tus hijos como pinches. Obviamente, la parte del horno es toda tuya pero mezclar la masa y decorar seguro que encuentran entusiastas candidatos.

La repostería a veces se hace complicada con la exactitud de las medidas y técnicas pero el bizcocho de toda la vida es estupendo para dar el siguiente paso y hacerlo por ellos mismos. Esta receta se hace toda utilizando el envase de un yogur como medida así que no tiene pérdida. Fácil y tan bueno que casi dan ganas de que llegue el frío para untarlo en un chocolate caliente; plan perfecto para una tarde de Sábado de mal tiempo. Jugar al parchís es opcional.

Viviréis muy buenos momentos que no querréis olvidar, y uno de los recuerdos más bonitos que tus hijos pueden guardar de su infancia es un libro de recetas familiar creado entre todos. Inicia una sabrosa tradición familiar que transmitir de generación en generación.

Photo credit: SodexoUSA

Photo credit: ianus

CATEGORÍAS: JUGANDO JUNTOS  |  TAGS: , , , , , , ,
ARTICULOS RELACIONADOS
Los mejores libros infantiles de 2016
Animal Babies Nursery: amor a primera vista
Herramientas para niños con necesidades especiales
DEJA UN COMENTARIO
*Nombre:
*Email:
Website:
Comentario:

COMENTARIOS (3)
¿Te preocupa que tu hijo sea torpe? | The ToyBlog 2014-08-11 18:15:16
[…] que no requieren un alto nivel de competencia física y sí estimulan sus capacidades motrices. Cocinar, tocar un instrumento, hacer manualidades o aprender artes marciales y fotografía son algunas de […]
Sergio González 2013-10-09 06:28:07
Hola, Beatriz. Gracias por el comentario :) Me siento súper identificado con lo que dices, tanto en el 'amor' al chocolate como en el libro de recetas familiar. Conservo la recetas que escrbí con mi madre como oro en paño, y aunque las hojas ya están amarillentas y pone aceite con z, no las cambiaría por nada :)
Beatriz Azuara 2013-10-08 19:24:19
Qué razón tenéis, a todos mis hijos siempre les han encantado hacer alguna cosilla conmigo en la cocina cuando eran pequeños, pero a la más pequeña que tiene ahora 5 añitos le apasiona, se pone su delantal y sobre todo le gusta muchísimo hacer tartas y si son de chocolate mejor que mejor con lo golosa que es. Mi hija la mayor cuando tenía 11 años se hizo un recetario con las cosas que yo cocinaba y que a ella le encantaban y siempre me decía que lo tendría para cuando fuera mayor, ahora con 16 años aún lo conserva y creo que alguna vez ha hecho alguna cosa del recetario.