Español
English
Italiano
Tag: consecuencias
Cuida a tu Nenuco, ¡está malito!
2 COMENTARIOS
11 marzo, 2015  |  Escrito por María Vedia Tercero

¡Oh, no! Nenuco tiene un gran resfriado, el pobre ha cogido frío. ¿Cómo reaccionara tu hijo cuando se lo digas? Lo más seguro es que se sienta identificado y muestre con él el mismo comportamiento que tienes tú, como mamá o papá, cuando él está acatarrado. Pero este juguete, además de ayudarte a comprender cómo es tu pequeño a partir de lo que le transmites en casa, también sirve para enseñarle a responsabilizarse de las cosas. Además, Nenuco está malito se puede complementar con el nuevo disfraz Nenuco Soy Doctora y una aplicación gratuita disponible para iPhone y iPad y Android

Peleas entre hermanos, ¿cómo solucionarlas?
3 COMENTARIOS
22 septiembre, 2014  |  Escrito por María Vedia Tercero

Si tienes más de un hijo habrás escuchado infinidad de veces las frases: “¡Ha empezado él/ella!”, “No me deja su juguete”, “Mamá, dile que se calle”. Las peleas entre hermanos provocan en los padres una sensación de impotencia que en ocasiones se nos antoja difícil de gestionar. Más, si uno de tus hijos tiene una personalidad desafiante y por norma general, no quiere ceder el control o asumir la responsabilidad frente a su hermano. ¿Cuál es la solución a esta situación? Los padres solemos adjudicarnos el papel de árbitro, tratando de recuperar la paz en casa, pero hay métodos para erradicar el problema antes de que comience la discusión. ¡Te los contamos!

7 razones para no dar azotes a nuestros hijos
4 COMENTARIOS
17 septiembre, 2014  |  Escrito por María Vedia Tercero

Dar azotes, collejas, cachetadas, insultar o mofarse del niño era una práctica habitual de disciplinar antiguamente. ¿Era la correcta? En los últimos años diversos estudios psicológicos como éste de la Universidad de Manitoba en Canadá que publica Psychcentral.com han demostrado que individuos que han sido castigados con violencia física y verbal en la infancia tienen mayor riesgo de desarrollar trastornos mentales, como ansiedad, depresión o disfunción de la personalidad. Bien es cierto que en ocasiones en las que nuestro hijo nos hace perder la paciencia, nos gustaría darle un azote, pero si aún tienes dudas de porqué no deberías hacerlo, te presentamos 7 razones que seguramente te convencerán. Tú decides, ¿castigo físico (o verbal) u otras alternativas?