Español
English
Italiano
Tag: hábito
Cómo evitar que se muerda las uñas con Nancy Escuela de uñas
0 COMENTARIOS
15 febrero, 2016  |  Escrito por María Vedia Tercero

¿Tu hijo se muerde las uñas? La página de salud WebMD comenta en su artículo How to Stop Nail Biting que según los estudios el 30% de los niños y el 15% de los adolescentes se muerden las uñas. Las razones de esta costumbre tan fea pueden ser múltiples: curiosidad, aburrimiento, alivio del estrés o imitación. Es el más común de los llamados “hábitos nerviosos”, grupo en el que también se incluyen la succión del pulgar, hurgarse la nariz, juguetear con el pelo y rechinar los dientes. Pero si tu hijo se muerde las uñas, no desesperes. En este artículo te contamos cómo motivarle para que deje de hacerlo. Y para empezar, ¿qué mejor que el juguete Nancy Escuela de uñas?

Como evitar que se chupe el dedo
4 COMENTARIOS
26 noviembre, 2015  |  Escrito por María Vedia Tercero

Si tu hijo se coge un berrinche cuando le riñes cuando le ves con el pulgar en la boca, no te preocupes, no es al único al que le pasa. Un montón de niños pequeños se chupan el dedo, ya que les proporciona tranquilidad inmediata en cualquier momento y en cualquier lugar. ¡Respirad hondo, mamás y papás! En la mayoría de los casos, no hay prisa por que deje el hábito. De hecho, a medida que se acerque su tercer cumpleaños, lo más probable es que el niños cada vez se chupen menos el dedo hasta que se olviden de él por completo. Pero si no es el caso, sigue leyendo, te damos algunas ideas para evitar que siga chupándose el dedo y por extensión, deje el vicio del chupete.

¿Chupete o no chupete?
4 COMENTARIOS
13 abril, 2015  |  Escrito por María Vedia Tercero

El chupete es beneficioso para los bebés, entre otras cosas porque reduce el riesgo de muerte súbita. Sin embargo, a medida que el niño crece deja de ser útil y se convierte en un hábito. Numerosos médicos como los de la Academia Americana de Pediatría y la Academia Americana de Médicos de Familia recomiendan limitar el uso del chupete a partir de los 6 meses de edad para reducir, sobre todo, el riesgo de infecciones y alteraciones en los dientes. Pero esto no suele ser lo habitual. Muchos niños no abandonan el chupete hasta preescolar, momento en el que rozan los 2 años. Y es que no es nada fácil “desengancharles” de este objeto. ¿Por qué les cuesta tanto desprenderse de él? ¿Qué podemos hacer los padres para ayudarles?