Español
English
Italiano
Trucos para ser paciente con los niños
1 COMENTARIOS
2 junio, 2015  |  Escrito por María Vedia Tercero

Seguro que en más de una ocasión has perdido los nervios con tus hijos. Y no eres una excepción. Los niños pueden llegar a desesperar, pero todo padre es consciente de que no es bueno transmitirles impaciencia. Ni siquiera hay que perder la calma cuando el niño no sabe qué elegir. Si en situaciones de este calibre somos nosotros quienes decidimos por ellos, les restamos independencia ya que se acostumbran a recurrir al adulto para arreglar sus problemas y no asumir responsabilidades. La buena noticia es que ser paciente se puede aprender, es una cuestión de hábito. Desde The Toy Blog te damos 10 trucos para conseguirlo.

Cuenta hasta 10: Parece obvio pero no siempre lo hacemos y realmente funciona. Cuando estés frustrado porque tu hijo no se decide o enfadado por una de sus travesuras, para un segundo. Cuenta mentalmente hasta 10 y respira lenta y profundamente tres veces. Cuando hayas terminado, el  impulso inicial de gritarle habrá desaparecido.

Controla tus emociones negativas: Lo peor que puedes hacer ante una situación de desesperación es ponerte al nivel del niño. Tú eres el adulto y tú eres quien debe enseñarle que los asuntos no se resuelven a gritos. Sin embargo, a veces es difícil para el padre identificar emociones como la ira antes de dejarse llevar por ella. Como primer paso para darte cuenta de lo que sientes, te sugerimos que lleves siempre contigo lápiz y papel y que cada vez que notes que vas a saltar, lo apuntes. De este modo, verás venir tus impulsos y podrás ser más racional y buscar una reacción alternativa.

Imagina que tienes a alguien delante: Cuando los padres estamos delante de familiares o amigos, solemos tener una reacción más comedida con nuestros hijos. Si te sirve de ayuda, puedes tratar de recordar como actúas en esos momentos y repetirlo a solas con el niño.

trucos-para-ser-paciente-con-los-ninos.interior

Pregúntate qué haría tu madre: Algunas madres son las personas más pacientes del mundo (aunque ellas, obviamente, también tienen sus momentos bajos porque son humanas como el resto de los mortales). Así que, si tu madre tiene este perfil es muy efectivo que cuando estés a punto de desatar tu ira, te preguntes: “¿Qué haría mi madre en este caso?” Recurriendo a este modelo, seguramente tengas un comportamiento más práctico. Ahora bien, cualquier modelo de conducta positiva vale; no tiene que ser necesariamente tu madre.

¿En qué nos ayuda esto?: Gritar y enfadarse sólo sirve para que tú te disgustes y él/ella aprenda a hacer cosas a través del miedo. ¿De verdad quieres eso? Antes de estallar, reflexiona: “¿Qué nos aporta a ambos que yo me comporte así?”.

Camina: Si te ves incapaz de controlarte, es mejor que te alejes del niño. Pasea a solas durante 5-10 minutos. Cálmate y después piensa en lo que le vas a decir y qué solución darle para que no repita el comportamiento.

Enséñale: Los niños no son perfectos, muchas veces no saben cómo comportarse y tienen mucho que aprender. Tú eres su maestro. Debes ser paciente, enseñarles a hacer las cosas. Piensa que aunque se las hayas explicado 10 veces, la undécima puede ser en la que por fin lo hagan bien. Recuerda, ninguno de nosotros nacimos sabiendo y nosotros tampoco hacíamos bien todo de primeras.

Visualiza la situación: A solas y en un un lugar tranquilo rememora algún momento en el que te has puesto como un loco con tu hijo y hazte las siguientes preguntas: ¿Qué hice en aquella situación? ¿Qué le dije? ¿Cómo reaccionó mi hijo? ¿Le ayudé a entender lo que había hecho mal?. Una vez hayas hecho esto, intenta ver qué puedes corregir y cámbialo la próxima vez.

Sé firme pero comprensivo: Si tu hijo derrama el zumo, te chilla, tiene desordenada la habitación…Lo mejor es que, con una actitud seria, le señales qué ha hecho mal y después le preguntes por qué lo ha hecho. Ante todo debe haber comunicación entre vosotros. Debes infundirle respeto mostrándote seguro de lo que dices y al mismo tiempo, el niño tiene que notar que te preocupas por él.

¿Qué haces tú para ser paciente con tus hijos?  

Photo Credits: Claus Rebler

Photo Credits: Aaron Gilson

CATEGORÍAS: KIDS & TIC's  |  TAGS: , , , , , , , , , , , , ,
ARTICULOS RELACIONADOS
El trabajo en equipo con Tickety Toc
Grupos de Whatsapp de padres, ¿buenos o malos?
Apps Bilingües y lo que dice la ciencia
DEJA UN COMENTARIO
*Nombre:
*Email:
Website:
Comentario:

COMENTARIOS (1)
What to do when you´re feeling overwhelmed | The ToyBlog 2015-11-09 07:51:24
[…] aren’t perfect. There are days in which our patience is at zero and we feel sad or tired and cannot seem to find the energy to play with them or pick up after […]