Español
English
Italiano
¿Tu hijo tiene un complejo? Ayúdale a superarlo
2 COMENTARIOS
15 enero, 2015  |  Escrito por María Vedia Tercero

Gordo, flacucho, con la nariz grande, con orejas de soplillo, bajito, con gafas… Se mire por donde se mire, cualquier característica física puede convertirse en un complejo para un niño. Darle vueltas a lo que le hace diferente, deriva en baja autoestima y afecta a sus relaciones sociales. Es un pensamiento irracional, difícil de superar pero no imposible. Aceptar lo que no nos gusta de nosotros mismos, no es fácil. Nosotros, como adultos, lo sabemos y como padres tenemos la responsabilidad de enseñar a nuestros hijos a quererse y respetarse cada día más. ¿Cómo hacerlo? Ahí van algunos consejos para ayudarle en esta difícil (y muy humana) tarea.

Causas

En la mayoría de los casos, el complejo viene por burlas de compañeros de colegio, que hacen sentir al niño inferior. Pero no hay que perder de vista que también son producto de una sociedad en la que se da muchísima importancia al físico. Constantemente los pequeños toman como referencia seres magníficos que aparecen en la televisión y la publicidad. O, sin ir tan lejos, puede que unos padres demasiado preocupados por su apariencia física, le estén dando un mal ejemplo que imitar.

Tu hijo puede que no tenga una diferencia evidente pero sí un complejo por no llegar a ser “tan perfecto” como le dicen que debe ser. Eso hace que desarrolle una percepción negativa sobre sí mismo.

Por lo general, la preadolescencia es el momento en el que empiezan a surgir. En esta época del desarrollo, los niños comienzan a ser más conscientes de la imagen que proyectan y cobra importancia la aceptación del grupo.

Consejos para ayudar a superar el complejo

No minimices “su problema”: Si le llamas exagerado o le dices que no pasa nada, no le ayudarás; al revés, sentirá que no te importa lo que le sucede. Puede que para ti sea una tontería pero él lo está pasando mal. Es mejor mostrarle que estás dispuesto a escuchar. Frases como: “Cuéntame qué te pasa…”, “Te noto preocupado”, te ayudarán a descubrir cuánto sufre por el complejo. E incluso puedes contarle los tuyos diciéndole: “A mí de pequeño también me llamaban gordito”. De este modo se sentirá respaldado porque verá que no sólo le pasa a él.

Destaca a los buenos amigos: Explícale que en la vida siempre se va a encontrar gente más guapa que él, pero lo importante para que los demás le quieran no es el físico sino la personalidad. Es imposible gustar a todo el mundo. Quizás tenga la sensación de que el más guapo de la clase tiene más amigos, pero ¿se ha parado a pensar en cuántos amigos tiene de verdad? Mejor uno bueno, que cientos malos.

Convierte el defecto en virtud: Habla del lado positivo que tiene “lo que le hace diferente”. Por ejemplo, si se meten con él porque es muy bajito, dile que eso es bueno porque “es más ágil que el resto y ¡puede correr más rápido y llegar a sitios que los demás no pueden!”. Otra opción es recurrir a sus héroes de ficción en plan: “¿No te das cuenta que llevas gafas como Harry Potter? ¡Y él es un súpermago!”.

tu_hijo_tiene_un_complejo.interior

Da ejemplo con sus juguetes: Nancy Arcoiris, tiene pecas; Brutux de Mutant Busters, un parche en el ojo; la barriguitas asiática, los ojos rasgos… A través de sus muñecos debes mostrarle que cada persona es diferente (por eso, ¡nadie es mejor que nadie!) y que igual que él, sus compañeros del cole también tienen cosas que les hacen distintos. Si se burlan, es porque tienen miedo de que el grupo vea “su propio complejo” y no merece la pena la gente así.

Haz que se respete: Pide que escriba una lista con sus virtudes y defectos, así tendrá más claros sus puntos positivos y sus puntos negativos y podrás ayudarle a reforzar los primeros y empequeñecer los segundos. Además, enséñale a no lamentarse de las cosas malas que tiene. Debe quedarle claro que cuánto más hable de lo malo, más lo verán sus amigos y más razones tendrán para rechazarle. Si uno no se quiere a sí mismo, los demás tampoco le van a querer.

Valorale: Bajo ningún concepto destaques sus defectos en vez de sus cualidades. El niño debe sentirse arropado por su familia para no desarrollar aún más su inseguridad.

¿Has detectado que tu hijo tiene un complejo? ¿Qué has hecho para ayudarle a superarlo?

Photo Credits: Lindsay Alachance

Photo Credits: Famosa

CATEGORÍAS: JUGANDO JUNTOS  |  TAGS: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
ARTICULOS RELACIONADOS
Los mejores libros infantiles de 2016
Animal Babies Nursery: amor a primera vista
Herramientas para niños con necesidades especiales
DEJA UN COMENTARIO
*Nombre:
*Email:
Website:
Comentario:

COMENTARIOS (2)
Entrevista a Nancy, campeona de natación | The ToyBlog 2015-07-27 08:00:41
[…] la suerte de poder entrevistarla. Aquí nos cuenta lo que más le gusta de nadar, lo que hay que tener en cuenta para este deporte sano y cómo esta nueva afición le ha convertido en toda una […]
Descubriendo cómo ser un buen amigo con PinyPon | The ToyBlog 2015-03-06 10:40:09
[…] Blog, hemos visto cómo estos pequeños muñecos ayudan a niños y niñas a superar sus miedos y complejos, a imaginar divertidos disfraces, a viajar e interesarse por otras culturas y saber cómo […]