Español
English
Italiano
¿Volar con un bebé? Es más fácil de lo que piensas
0 COMENTARIOS
7 abril, 2014  |  Escrito por Carlota Nelson

Solo la idea de volar con un bebé puede ser intimidante. ¿Y si no para de llorar? Seguro que los demás me odiarán. ¿Le afectará los oídos la diferencia de presión? ¿Podré yo sola con el carrito, la bolsa de pañales, biberón y ese largo etc? No te preocupes. Primero, si te miran mal, ni caso. Los bebés pequeños suelen viajar sin dar problemas (son los niños algo más mayores que pueden dar guerra) y miles de padres con bebés lo hacen todos los días. Lo importante es planificar bien antes de volar. Aquí van algunos consejos para ayudarte a volar tranquila con tu bebé. 

Contacta con la Aerolínea. A la hora de comprar tu billete de avión, infórmate sobre la política de la aerolínea. Algunas dejan viajar gratis al bebé y ofrecen una franquicia de equipaje extra mientras otras te cobran un porcentaje del billete real y no tienes derecho a facturar ni a llevar un bolso de mano extra. Cuanto antes sepas exactamente qué política sigue la aerolínea con la que vuelas, sabrás prepararte mejor.

Planifica bien. Si puedes y es un trayecto corto, haz coincidir el vuelo con el horario de sueño de tu bebé. Intenta evitar escalas, sobre todo escalas cortas. Viajar con un bebé y con prisas no es recomendable.

Llega con Tiempo. Las prisas son el enemigo número uno a la hora de volar con un bebé. Llega con el tiempo suficiente para hacer todo con tranquilidad. Desde facturar, pasar por seguridad y llegar hasta la puerta de embarque. Al comprar tu billete o una vez en el aeropuerto, pregunta si tienes que facturar el carrito en el mostrador o si te permiten llevarlo hasta la puerta de embarque.

Algunas Ventajas. Volar con un bebé tendría que tener ventajas. En algunos aeropuertos, te dejan pasar primero en el control de seguridad. Y la gran mayoría de aerolíneas ofrece embarque prioritario a padres que viajan con niños y bebés.

2258689327_7eb8ce7482_b

Reservar asiento. Si no lo has hecho ya, es recomendable reservar asientos en primera fila. Son las que se suelen asignar a las familias que viajan con niños porque cuentan con más espacio y las bandejas pueden ser útiles a la hora de cambiar pañales. Para vuelos intercontinentales, reserva una cuna. Si no es temporada alta y el avión dispone de plazas libres, lo más seguro es que la tripulación te siente a ti y a tu bebé al lado de un asiento vacío para que tu viaje sea más cómodo. Acuérdate que durante el despegue y aterrizaje, los niños menores de 2 deben ir en el regazo del adulto, abrochados con un cinturón de seguridad especial que te dará la tripulación.

Lo más cómodo posible. A la hora de vestirte para el día de viaje, piensa en una sola cosa: comodidad. Tanto para ti como tu bebé. Aparte de pañales, toallitas, biberones, comida y una muda de ropa para tu bebé, es recomendable meter alguna camiseta extra para ti y una mantita para proteger a tu bebé de los cambios de temperatura y luz durante el vuelo. Cuando prepares la bolsa de mano que llevarás en el avión, piensa en lo que vas a necesitar para el viaje y añade un poco más.

Pide ayuda. Acuérdate de pedir ayuda y no la rechaces cuando te la ofrecen. No intentes hacerlo todo tu sola. La tripulación, en algunas aerolíneas, podrá calentar los biberones, darte mantas extras y ayudarte en todo lo necesario.

¿Qué hago si llora? Los bebés suelen sentir molestias en los oídos cuando hay un cambio de presión en el avión, normalmente durante el despegue y cuando comienza el aterrizaje. Un truco es darle el biberón o el chupete durante estos cambios de altura. Si no para de llorar,  intenta mantener la calma. Cuanto más tranquila estés, mejor.

Photo Credits: Graham and Sheila

Photo Credits: Christian Haugen

 

 

 

 

 

CATEGORÍAS: KIDS & TIC's  |  TAGS: , , , , , , , , , ,
ARTICULOS RELACIONADOS
El trabajo en equipo con Tickety Toc
Grupos de Whatsapp de padres, ¿buenos o malos?
Apps Bilingües y lo que dice la ciencia
DEJA UN COMENTARIO
*Nombre:
*Email:
Website:
Comentario:

COMENTARIOS (0)